Pasar al contenido principal

Blefaroplastia (operación de párpados)

La blefaroplastia es la cirugía para embellecer los párpados.

blefaroplastia madrid

¿Qué es la blefaroplastia? 

La blefaroplastia es la operación de los párpados para tratar su envejecimiento, malformación o alteración estética.

Envejecimiento de los párpados

Con la edad; la piel y otros tejidos de los párpados, cambian y la mirada tiene un aspecto: cansado, triste, enfermizo y finalmente senil. Frecuentemente en el párpado superior se va acumulando piel de forma progresiva y forma un pliegue que lo abulta y cae sobre las pestañas. 

En otras ocasiones, la grasa del párpado superior y de la órbita, se atrofian con el paso del tiempo.  El párpado superior pierde volumen por pérdida de grasa, queda hundido formando un hueco entre las cejas y las pestañas. Este tipo de envejecimiento da un aspecto de ojo cadavérico muy característico, que produce una mirada enfermiza y senil.

Técnicas quirúrgicas para la cirugía de los párpados

La blefaroplastia puede realizarse tanto en el párpado superior (blefaroplastia superior como en el párpado inferior (blefaroplastia inferior).

1. Blefaroplastia superior

Trata la ptosis (caída) palpebral (párpado superior), o blefaroptosis. 

Cuando la piel y las bolsas grasas se desarrollan en exceso en el párpado superior, se produce una caía del párpado que puede llegar a interferir la visión al taparse parcialmente el ojo.

Durante la operación, se extirpa la piel excedente del párpado superior. Posteriormente (si es necesario) se extirpan las bolsas de grasa. Esta operación (técnica de Jelks) produce un resultado muy natural. 

En el párpado superior existen dos bolsas: una más próxima a la nariz (bolsa interna) y otra situada lateralmente. Si el volumen es excesivo hacemos una extirpación parcial. La tendencia actual es extirpar poca cantidad, porque en el proceso de envejecimiento es muy frecuente que se produzca una pérdida  de grasa facial; si realizamos una blefaroplastia muy agresiva se puede observar a medio-largo plazo, ojos muy hundidos con aspecto de envejecimiento.

2. Blefaroplastia inferior

Trata las bolsas de grasa del párpado inferior.

En el párpado inferior existen 3 bolsas grasas sujetas por una fascia (como una tela) que las mantiene firmes durante la edad joven. Sin embargo, con el envejecimiento se va haciendo más laxa y las bolsas salen hacia afuera, abultando en la zona de las ojeras.

La acumulación de la grasa en los párpados inferiores, provoca los que denominamos “ojeras”. Las bolsas no pueden ser camufladas por el maquillaje. La forma de corregirlas es extirpando una cantidad de la grasa que contienen. 

Para finalizar la cirugía en el párpado inferior tenemos dos opciones: Cantopexia y aplicación de TCA

2.1. Cantopexia

La cantopexia tensa el párpado inferior y evita el aspecto de “ojo redondo” u ojo operado. Consiste en fijar el canto externo (la parte más lateral del párpado) para devolver un aspecto más elíptico y más joven.

2.2. Aplicación de TCA

La otra opción, para evitar el exceso de flaccidez, es realizar un rejuvenecimiento cutáneo mediante la aplicación de ácido tricloroacético (TCA). Es un producto que produce un peeling de la piel del párpado inferior, conseguiendo una reepitelización de la piel sin que se produzcan cicatrices. Se consigue la aparición de una piel más juvenil y sin arrugas. 

Antes y después de la blefaroplastia

blefaroplastia antes y después

Fotografías de antes y después de una blefaroplastia

Lipotransferencia en la blefaroplastia

Cuando el paciente presenta una "mirada cadavérica",  añadimos grasa mediante la lipotransferencia, obteniendo un párpado más pleno que es más estético y rejuvenecido que un ojo hundido. Con la edad, la profundidad del surco nasoyugal (la parte que está por debajo del párpado)  se va haciendo mayor y da un aspecto de envejecimiento y “mala cara” muy característico. 

La blefaroplastia debe devolver una mirada joven y limpia, lo que exige corregir los efectos del envejecimiento eliminando la piel y la grasa en los lugares que sobra. Pero es fundamental a la vez restaurar aquellos aspectos de la mirada que se identifican con un aspecto joven y saludable. Esto último consiste en la mayoría de los casos en añadir grasa en vez de extirparla, ya que añadir grasa en lugares muy selectivos de la cara y los párpados tiene un resultado rejuvenecedor. 

Blefaroplastia funcional

El objetivo de la cirugía de los párpados no siempre (o no solo) es estético, muchas veces queremos mejorar la visión. La blefaroplastia funcional es la intervención que se realiza sobre los párpados para mejorar la visión. Para ello se elimina la piel sobrante del párpado superior

Recuperación y postoperatorio tras la blefaroplastia

El postoperatorio de la blefaroplastia no es doloroso, la mayoría de los pacientes describen una tirantez en los laterales de los párpados. Estas molestias son siempre fácilmente controlables con los analgésicos habituales. Como cuidados postoperatorios, en las primeras horas se aplica un colirio y una pomada, pero no se vendan los ojos. Deberás dormir con la cabeza ligeramente inclinada hacia adelante.

Solemos recomendar cubrir los ojos con gasas con suero fisiológico frío; recetamos antibióticos y anti-inflamatorios orales, un colirio con antibióticos y antiinflamatorios y una pomada epitelizante que aplicaremos dentro del ojo antes de dormir.

operación de párpados antes y después

Cambios en los párpados después de la blefaroplastia

Conclusion

La blefaroplastia mejora estéticamente el contorno del párpado y restaura o produce unos ojos con una expresión más fresca y descansada, y con una apariencia más rejuvenecida. La satisfacción del paciente suele ser muy positiva.

Todas las intervenciones quirúrgicas requieren un estudio del paciente y una planificación, totalmente individualizada y de esta forma serás tratada por todo nuestro personal.

Preguntas frecuentes

¿Qué tipo de anestesia se utiliza en la Blefaroplastia?

La blefaroplastia se realiza con anestesia local y sedación. La sedación consiste en la administración de un fármaco sedante que elimina la tensión y la inquietud, proporcionando un estado de tranquilidad o incluso sueño fisiológico. La recuperación de la sedación es muy rápida.

¿Debo permanecer ingresada?

Después de una blefaroplastia es recomendable permanecer durante unas cuantas horas en reposo. Ello evita las oscilaciones de la tensión arterial y los posibles hematomas en la zona operada. Nosotros recomendamos permanecer ingresado hasta el día siguiente a la operación, por tanto se debe pasar una noche en el hospital.

¿Cuánto dura el resultado?

La blefaroplastia produce un rejuvenecimiento de la mirada que es muy duradero. Cuando se realiza después de los 40 o 45 años es una intervención definitiva. Es muy importante realizar la blefaroplastia con un criterio y una técnica muy depuradas. Hay que tener en cuenta la forma del párpado y su forma de envejecer, preverlo y actuar de acuerdo con esa predicción. Por ejemplo algunas personas tienen bolsas muy prominentes al envejecer, pero otras al contrario las bolsas disminuyen y el ojo se hunde en la órbita. Es imprescindible mantener la grasa de las personas que envejecen así, para evitar en el futuro un aspecto de ojo cadavérico que resulta muy antiestético.

¿Cuánto tiempo tengo que permanecer de baja?

Habitualmente recomendamos unos 2 días de disminución de la actividad visual pero desde el segundo día del postoperatorio hacemos hincapié en la conveniencia de iniciar la actividad, pasear y moverse. Durante los primeros días se produce una inflamación de los párpados que llama la atención. Ello impide en algunas personas la incorporación a la vida laboral y social hasta pasados unos 10 a 15 días. Sin embargo la capacidad de llevar una vida familiar normal es posible en unos 4 días.

¿Cuándo podré hacer deporte?

A partir de las tres semanas posteriores a la blefaroplastia podrá iniciar, de manera progresiva, actividades deportivas. A partir de las 4 a 6 semanas podrá realizar cualquier deporte sin limitación.

¿Qué efectos consigue la operación de los párpados?

  • Eliminar el exceso cutáneo de los párpados superiores e inferiores.
  • Eliminar las bolsas adiposas de los párpados superiores e inferiores.
  • Atenuar las ojeras marcadas realizando una lipotransferencia (relleno con grasa del propio paciente) del surco nasoyugal.
  • Retensar el canto externo del ojo (cantopexia) para corregir su posición y mejorar el tono del párpado inferior.
  • Eliminar el exceso de grasa bajo el orbicular superior para corregir el “párpado superior pesado”.
  • Mejorar el soporte de los tejidos del párpado inferior mediante lipotransferencia.

¿Es una cirugía complicada?

Es una cirugía que exige experiencia y destreza, pero si se disponen de ellas es una cirugía de una duración aproximada de unos 90 minutos, casi indolora y que ofrece resultados muy rejuvenecedores.

¿Puede realizarse a la vez que un lifting facial?

La blefaroplastia se puede hacer aisladamente y con mucha frecuencia se combina con la realización de un lifting.

¿Cuánto tarda el verse el resultado de la blefaroplastia?

Esta cirugía conlleva un tiempo de “baja social” de aproximadamente 10 días; este periodo será más o menos largo dependiendo de que el paciente tenga más o menos moretones.

 Al mes el resultado es bastante aproximado al definitivo aunque como siempre se suele decir consideramos el resultado como definitivo a los 6 meses de la intervención quirúrgica.

¿Cuáles son los cuidados en el postoperatorio?

 En el postoperatorio inmediato solemos recomendar cubrir los ojos con gasas con suero fisiológico frío; recetamos antibióticos y anti-inflamatorios orales, un colirio con antibióticos y antiinflamatorios y una pomada epitelizante que aplicaremos dentro del ojo antes de dormir y de manera continua en la piel del párpado inferior cuando realizamos el peelig de TCA. Retiramos los puntos del párpados superior a los 7 días de la intervención.

También realizamos tratamientos de masaje linfático para disminuir el edema.

¿Qué riesgos existen?

Los riesgos o complicaciones tras la blefaroplastia son infrecuentes, y su relación a continuación tiene como finalidad darte una buena información.

Los efectos secundarios de la anestesia o la sedación son muy poco frecuentes. Durante toda la intervención te hallarás perfectamente monitorizada.

Normalmente tras la cirugía, una pequeña cantidad de sangre puede exudar por las líneas de sutura, durante 12-24 horas Muy raramente, puede producirse un sangrado más importante tras la intervención, que se manifiesta porque, el ojo se inflama mucho, aumenta el hematoma y duele. Deberás notificarlo inmediatamente. Si ocurre, te quitaremos los puntos para evitar que la presión comprima el ojo y su nervio, con la subsiguiente alteración de la visión. Esto es extremadamente raro.

Cuando se mira los dos lados de la cara, no son simétricos y no lo serán por tanto tras la intervención. El cirujano hace todo lo posible para corregir las arrugas y asimetrías, pero la intervención no consigue una perfecta simetría.

Aunque la mayor parte de los hematomas y de la inflamación se resuelven en 7 a 10 días, la completa resolución puede requerir tres o más semanas. Los hematomas descienden desde el párpado inferior hacia la mejilla y cambian de color normalmente de un tono rojo violáceo a otro amarillento a medida que se resuelven.

Ocasionalmente, puede ocurrir: lagrimeo, irritación o sequedad de los ojos tras la cirugía, incluso necesitar del uso de lágrimas artificiales durante unos días. No solemos prescribir medicación ocular ya que generalmente es innecesaria y ella misma puede producir irritación ocular.

La extirpación del exceso de piel, particularmente del párpado inferior, puede hacer que el párpado pierda contacto con el globo ocular y el ojo se irrite. Esto ocurre raramente y es tratado mediante masaje, produciéndose la mejoría en 3 a 6 semanas.

Pueden aparecer puntos blancos (milia) una vez que se han quitado los puntos, pero serán fácilmente extirpados con una aguja muy fina.

Tras la blefaroplastia, sus ojos parecerán más grandes y más "abiertos", como resultado de extirpar el exceso de bolsas y laxitud de la piel. Inicialmente puede ver unos pequeños cambios en la forma y relieve del borde libre del párpado. Se debe a la inflamación y persiste durante las primeras semanas.

Las alteraciones temporales de la visión tras la blefaroplastia como consecuencia de sangrado no tratado o infección, es una complicación extremadamente rara (menos de 1 por cada 1000). En el postoperatorio usaremos antibióticos de forma preventiva con el fin de evitar cualquier infección.

Como en cualquier procedimiento quirúrgico, a pesar de la administración de antibióticos y de una técnica meticulosamente estéril durante la intervención, puede aparecer una infección. Esta complicación es extremadamente infrecuente en nuestra experiencia.

Siguiente paso

¿Lista para una primera consulta?

Pide una cita

¿Necesitas más información?

Revisa los enlaces a contenidos relacionados con la operación de párpados.

mujer con lifting