Pasar al contenido principal

Aceite de rosa mosqueta o apósitos para la cicatriz

El aceite de rosa mosqueta y los apósitos de silicona, son la base en los tratamientos estéticos para mejorar el aspecto de la cicatriz.

aceite de rosa mosqueta

La cicatriz

Una de las principales preocupaciones que tienen las personas que se someten a una operación de cirugía estética, es el aspecto final de las cicatrices resultantes. El proceso de cicatrización tiene dos actores principales; en primer lugar el cirujano plástico que debe situar la cicatriz, en el lugar menos visible realizando una sutura que facilite una correcta cicatrización; y en segundo lugar el paciente, que puede tener una mejor o peor cicatrización.

Para facilitar la cicatrización y prevenir la formación de cicatrices hipertróficas se ha utilizado tradicionalmente el aceite de rosa mosqueta, y más recientemente los apósitos de papel y silicona

Frecuentemente las pacientes nos formulan la siguiente pregunta:

¿Qué es mejor: el aceite de rosa mosqueta o las láminas de silicona para tratar las cicatrices?

No es posible contestar a esta pregunta, porque de momento no conocemos estudios comparativos sobre la utilización y eficacia del aceite de rosa mosqueta y los apósitos de silicona. Ambas formas de tratamiento dan buenos resultados sobre las cicatrices y lo mejor es adaptarse a la evolución de la cicatriz.

El aceite de rosa mosqueta.

El aceite de rosa mosqueta, proviene de una planta que crece de forma silvestre en la cordillera de los Andes (Chile) y en otras partes del mundo. Es un aceite rico en ácidos grasos esenciales y otros componentes que le otorgan extraordinarias propiedades como activador del metabolismo celular. Se utiliza como regenerador cutáneo, es especialmente útil tras quemaduras, como tratamiento anti-edad y para facilitar la cicatrización.
Debe utilizarse aceite de rosa mosqueta puro, sin que en su composición aparezcan perfumes o aceites minerales. El aceite de rosa mosqueta es de color anaranjado. Se pueden adquirir aceites de gran calidad en: farmacias, centros de belleza y herbolarios.
Sobre las cicatrices, se puede comenzar a aplicar 24 horas después de la retirada de los puntos, siempre que no exista herida. Se da un suave masaje sobre la cicatriz, utilizando 1 ó 2 gotas de aceite. Se aplica 2 ó 3 veces al día.

Los apósitos de silicona.

Las láminas o apósitos de silicona mejoran la cicatrización tanto de cicatrices recientes como antiguas. Su eficacia se basa en:

  • Producen presión sobre la cicatriz. La presión localizada mejora la cicatrización.
  • Ocluyen la cicatriz manteniendo la humedad en la misma, favoreciéndose la cicatrización por el microclima creado al propiciarse la migración celular.
  • Disminución de la tensión en la cicatriz.
  • Producen hipoxia sobre la cicatriz, disminuyendo la síntesis de colágeno.
  • Protección de los rayos U.V.A
  • Protegen de infecciones.

Las láminas de silicona son impermeables y lavables.

¿Puede combinarse o mezclarse el aceite de rosa mosqueta y los apósitos?

El aceite de rosa mosqueta no debe aplicarse a la vez que se colocan los apósitos ya que puede mezclarse con el adhesivo de los apósitos y dificultar la retirada de estos (sobre todo si se en vez de silicona son apósitos de papel). Existen varias formas de combinarlos:

  • Utilizar los apósitos durante la noche y las láminas de silicona durante el día o viceversa.
  • Utilizar los apósitos durante una semana día y noche, y después durante uno o dos días, el aceite de rosa mosqueta. Esta es nuestra opción recomendada.
  • Algunas personas se aplican el aceite, lo dejan actuar durante varios minutos, retiran los restos y después colocan las láminas de silicona.

Nosotros recomendamos durante el primer mes utilizar apósitos de papel y a partir del mes utilizar las láminas de silicona. En algunas personas los apósitos de papel pueden producir alergias o erosiones en la piel. En este caso se debe cesar su utilización y aplicar aceite de rosa mosqueta. Consúltanos en caso de duda