¿Existen alternativas a la liposucción? Te lo contamos en este artículo.

liposuccion sin cirugía

Muchas personas quieren reducir las acumulaciones de grasa localizada, como las famosas cartucheras. La opción más eficaz para eliminar esta grasa que no responde a dietas o ejercicio es la liposucción. Pero hay quién tienene miedo a la anestesia o no quieren entrar en un quirófano para una operación estética.

Alternativas a la liposucción

Para estas personas que no quieren entrar en quirófano existen alternativas no quirúrgicas que son eficaces (aunque no tanto como la liposucción). Os las mostramos a continuación:

  1. Realizaremos sesiones de carboxiterapia, cuya función es la administración de co2 en la zona de forma intradérmica, y por la presión del gas y aumento de oxígeno produce una lipólisis (destrucción)de los adipocitos de grasa.
  2. Las ondas acústicas u ondas de choque, que logran la rotura parcial  de los  nódulos de grasa  (produciendo una liberación en los septos fibrosos responsables de causar lo hoyuelos de celulitis).
  3. Indiba,  con el que conseguiremos un aumento de la temperatura en la zona a tratar, produciendo una vasodilatación de la circulación consiguiendo así una síntesis de nuevo colágeno, lo cual se traduce en una mejora considerable de la flacidez y un aspecto de la piel en general.
  4. Además contamos con una nuevo tratamiento llamado Prostrolane, un compuesto de péptidos biomiméticos con ácido hialurónico., su función principal es la disminución de la lipogénesis (crecimiento descontrolado de la célula grasa), activando la acción de eliminación de la grasa acumulada en el interior de ella.

Una combinación de todos estos tratamientos pautados por nuestra médico estético, la Dra. Gil, sería el éxito para poder mejorar cualquier zona.

¿Qué zonas podemos tratar?

  • Piernas
  • Glúteos
  • Abdomen
  • Flancos

¿Cuántas sesiones son necesarias?

Generalmente entre 6 y 8 sesiones el resultado es exitoso

¿Con qué periodicidad?

Una o dos veces a la semana según el tratamiento y la disponibilidad del paciente.

Sara Alvarez

Una de las bases para que cualquier tratamiento sea mucho más efectivo es la buena alimentación y la práctica continua de ejercicio físico.