Pasar al contenido principal

Anestesia en cirugía estética

Con la ayuda de la Dra. Sonia González os contestamos las dudas más frecuentes sobre la anestesia

Anestesia en cirugía estética

La doctora Sonia González es medico especialista en anestesiologia y reanimación. Con su ayuda escribimos este artículo sobre la anestesia en cirugía estética.

El médico anestesista se ocupa de lograr las condiciones óptimas para la cirugía, para ello, debe garantizar la hipnosis (que el paciente esté dormido), la amnesia (que el paciente no se acuerde) y la analgesia (que el paciente no sienta dolor).
Durante la intervención el anestesista debe mantener y controlar: la frecuencia cardiaca, la función respiratoria, la temperatura del paciente, y reponer los líquidos y sales minerales que se puedan perder durante la operación.

¿La anestesia general es peligrosa?

La anestesia es hoy en día un procedimiento muy seguro, y con un riesgo muy bajo. Este riesgo se reduce aún más, con un buen estudio preoperatorio. A la anestesia hay que tener respeto y precaución, pero nunca miedo.

Ayuno y anestesia general

Es necesario permanecer de 6 a 8 horas en ayunas (sin comer ni beber) antes de la intervención. Si el paciente ingiere comida o agua antes de la operación, al quedarse dormido; el contenido gástrico del estomago puede refluir a la boca y a los pulmones, causando un cuadro muy grave denominado neumonitis por aspiración (debido a que los jugos gástricos son muy ácidos y dañan las células pulmonares).

Estudio preoperatorio

En el estudio pre-operatorio se realiza una historia clínica del paciente para ver el estado de salud, la medicación que esté tomando, y valorar posibles experiencias anestésicas anteriores.
Las pruebas a realizar dependen de: la intervención quirúrgica, factores de riesgo y edad del paciente. Suelen consistir en:  analítica sanguínea,  electrocardiograma y a veces una radiografía.
También se informa al paciente sobre la técnica anestésica, sobre sus riesgos y ventajas. El paciente debe leer, entender (y firmar posteriormente) el consentimiento informado.

¿Existe alguna planta medicinal, de uso habitual qué puede interferir en la anestesia?

Las plantas medicinales, pueden tener propiedades farmacológicas, a pesar de ser “naturales” y tener interacciones con los fármacos anestésicos. Por ello el anestesista, debe conocer si el paciente los está consumiendo, por si fuera necesario suspender su ingesta, unos días antes de la cirugía.
Algunos de plantas medicinales que pueden interferir son: el hipérico (hierba de San Juan), el ajo, la equinacea, la efedra, la valeriana, el ginko biloba, el kava kava…

Alergia a la anestesia

En el proceso anestésico, se utilizan al menos 5 tipos de fármacos, el paciente puede tener alergia a alguno de ellos, aunque es infrecuente. Si ocurriese una reacción alérgica, se realizarían las medidas oportunas para resolver inmediatamente esta complicación.

¿Cómo es el proceso anestésico?

Los pacientes que va a ser intervenidos son previamente premedicados con un sedante por vía oral el día anterior. De esta manera cuando acuden al quirófano no sienten la ansiedad o nerviosismos propios de esos momentos. Una vez en quirófano, el anestesista canaliza una vena y se comienza la infusión de la medicación anestésica. El paciente se queda dormido plácidamente sin ser consciente de ello. Durante toda la anestesia se realiza un monitorización constante de la actividad cardiaca, respiratoria, etc. y el anestesista está al lado del paciente.  Cuando la intervención a finalizado el anestesista detiene la infusión de los medicamentos y el paciente despierta y se siente cómodo, sin dolor y como si hubiera tenido una siesta profunda.

¿El paciente puede despertar, sentir dolor o ser consciente de que está siendo operado?

Esta es una complicación denominada “despertar intraoperatorio”  muy rara y que realmente pertenece al pasado. En nuestro equipo siempre se monitoriza el BIS (Bi spectral index) que informa al anestesista de forma constante sobre el nivel anestésico del paciente de forma que esto permite utilizar los medicamentos anestésicos a dosis muy precisas y así mantener el nivel de profundidad anestésica deseado. De esta forma el despertar intraoperatorio es prácticamente imposible.

En cirugía estética y plástica se utilizan dos tipos de anestesia: la general y la sedación.

Anestesia general

En la anestesia general el paciente esta completamente dormido y se coloca  una mascarilla laríngea o un tubo endotraqueal para mantener la respiración. Se utiliza básicamente en las cirugías de mama, la rinoplastia o cuando se combinan mas de un procedimiento quirúrgico.

Sedación

En la sedación el paciente esta dormido pero no profundamente y mantiene su propia respiración. Si se le estimula se despierta normalmente, pero no siente dolor ya que se aplica al mismo tiempo anestesia local en la zona en que se va a operar. La sedación se utiliza en la cirugía del lifting facial, la blefaroplastia u otras cirugías menores. La sedación también se combina con anestesia epidural para realizar la abdominoplastia o liposucciones de las piernas.