Pasar al contenido principal

Chica joven con el pecho caído ¿Hay solución?

La reafirmación del seno también se puede realizar en mujeres muy jóvenes.

Foto Pecho Bikini

Una chica joven puede tener el pecho caído

Tendemos a pensar que la operación de elevación mamaria solo se realiza en mujeres que han pasado los 40 o han tenido algún hijo y el pecho se les ha descolgado. Sin embargo son muchas las chicas más jóvenes que tienen unos senos caídos que solemos asociar con mujeres de mucha más edad.

Cuando esto ocurre se producen grandes complejos que hacen que las adolescentes y chicas jóvenes eviten determinadas situaciones.

Solemos encontrarnos con los siguientes tipo de pacientes:

  1. Chicas con pechos de gran tamaño (hipertrofía virginal) que se muestran caídos por la acción de la gravedad. Estas chicas además de reafirmar, suelen pedir disminuir el volumen del pecho.
  2. Chicas con pechos de tamaño normal pero con una piel poco elástica que enseguida cede y muestra un pecho caído
  3. Chicas con pechos pequeños pero caídos. Se suele querer aumentar el tamaño además de reafirmarlo.
  4. Chicas con mamas tuberosas que son una mamas que necesitan un tipo específico de cirugía.

¿Por qué tengo los senos caídos?

La mama es una glándula de la piel que comienza su desarrollo entre los nueve y lo catorce años convirtiéndose en una característica sexual secundaria. Esta compuesta por: piel, glándula mamaria, tejido conjuntivo y adiposo (grasa), la areola y el pezón.

La cantidad de tejido glandular y graso es lo que va dar el volumen final.

Su forma viene determinada además de por su composición, por su soporte anatómico y por la forma en que el pecho se ha desarrollado dentro. 

¿Qué es lo que le da firmeza o sujeción a la mama?

Solo su envoltura externa, es decir la propia piel que la sustenta. Si esta piel es de "mayor calidad" el pecho se mantendrá más años en si sitio; también influye el tamaño: las mamas  más grandes sufren antes los efectos de la gravedad.

La mayor parte de la mama reposa sobre el músculo pectoral mayor. La parte inferior reposa sobre otros músculos (el serrato mayor y oblicuo externo) y la parte inferior reposa sobre el recto abdominal. Ninguno de estos músculos sujeta ni da firmeza a la mama tan solo sirven de apoyo. 

Lamentamos decir que tan solo podemos influir indirectamente sobre la calidad de la piel, pero no hasta el punto de evitar la caída del seno (como mucho retrasarla un poco).

El envejecimiento y/o la calidad-elasticidad de la piel, el aumento o disminución de grasa, la atrofia de la glándula mamaria y factores hormonales o la lactancia contribuyen a la caída del seno. Proceso que varía mucho según las características de la mama y la piel de la mujer. Una piel fina muestra más tendencia a la caída. 

anatomía de la mama

Lo que no sirve para aumentar o dar firmeza al pecho

Cremas que aumentan el pecho

No existen cremas que incrementen el tamaño del pecho o que lo disminuyan. Una crema puede mejorar el aspecto de la piel pero no incrementar o reducir el porcentaje de grasa o glándula mamaria que en definitiva es lo que da volumen al pecho. 

La utilización frecuente de crema podría (al menos teóricamente) mantener la piel más elástica y retrasar la caída del seno, pero nunca reafirmarlo o devolverle la firmeza pérdida.

Reafirmación del pecho con ejercicios físicos o electroterapia

Otra de las creencias  afirma que el músculo pectoral contribuye a sujetar el pecho. En realidad, tal como hemos descrito, esté músculo no realiza ninguna función de sujección de la mama. Fortalecer la musculatura pectoral, en consecuencia no va elevar el seno. Por tanto, son inútiles para este fin los ejercicios de fortalecimiento del pectoral, o la aplicación de aparatos de corrientes excito-motrices (gimnasia pasiva).

De hecho el exceso de ejercicio físico puede contribuir a la perdida de tejido graso y por tanto al empequeñecimiento del seno. Muchas mujeres deportistas profesionales de musculación o fitness acuden a nosotros para realizarse aumentos de pecho con implantes mamarios.  

Chorros de agua fría

Existe la creencia popular de que aplicar sobre los pechos chorros de agua fría, fortalecen y reafirman el seno. El frío provoca una vasoconstricción temporal de la piel, dando una sensación momentánea de firmeza. En cuanto la temperatura de la piel se normalice el seno recuperara su tonicidad habitual. Los chorros de agua fría son beneficiosos, porque el organismo reacciona a la vasoconstricción con una posterior vasodilatación; creándose un efecto de micromasaje, que permite una mejora en los intercambios metabólicos, revitalizando el tejido. Aplicar chorros de agua, es una excelente gimnasia vascular, pero no es un eficaz método de reafirmación.

Masajes de reafirmación

Al realizar un masaje vigoroso sobre el seno, estamos provocando un edema local y momentáneo al atraer sangre al tejido. En consecuencia el seno se hincha temporalmente y el pezón sube. Si medimos el pecho después de un masaje vigoroso, podemos constatar una clara mejoría. Pero esta mejoría es efímera. A los pocos minutos desaparece.

¿Cuál es la solución?

Las soluciones son múltiples dependiendo de la forma inicial del pecho y los deseos de la paciente, pero todas se basan en la cirugía mamaria.