rinoplastia en Madrid
Publicado en  
Rinoplastia
 el  
15 diciembre 2019

Cirugía de la nariz. Dr. Martín del Yerro

El Dr. José Luis Martín del Yerro nos explica en que consiste la operación de nariz o rinoplastia.

Rinoplastia, operación de cirugía estética de la nariz

La rinoplastia es la intervención que permite remodelar de la nariz para darle una forma proporcionada y armónica en si misma y en relación con la cara.

La nariz es una de las partes del cuerpo que más influye en la conformación de la imagen corporal de un individuo. Debido a su posición en el centro de la cara y a la imposibilidad de ocultarla, una persona a la que no le gusta su nariz, es propensa a desarrollar ciertos problemas de imagen corporal o más coloquialmente hablando a tener “un complejo”.

Cuando esta situación se presenta, la rinoplastia es la cirugía que resuelve estos problemas. 

La nariz constituye un elemento fundamental de la cara para la configuración de la imagen facial y corporal

Sin embargo es un objeto inerte en la expresión, ya que no participa de ella no podemos decir que exista una nariz típicamente bonita o estética. Lo que realmente es importante es que esté proporcionada y en armonía con el resto de la cara. La nariz nunca llama la atención por bonita, siempre que lo hace es por desproporcionada en sí misma o con el resto de la cara. La nariz llama la atención por “fea”. Demasiado grande o pequeña, demasiado ancha o estrecha, demasiado levantada o caída, etc. Es por ello que la rinoplastia debe realizarse con un criterio de corregir aquellos aspectos que la afean, que la hacen desproporcionada o que no están en armonía con el resto de la cara. La rinoplastia no debe buscar una nariz “bonita” en si misma, sino corregir sus defectos para que no llame la atención , para que sea armónica en proporciones y forma con la cara en la que esta implantada.

Además de su aspecto estético la nariz tiene un aspecto funcional muy importante en la respiración y debe permitir el paso del aire sin dificultad. Es frecuente al tiempo que se corrige la forma, reparar durante la rinoplastia, el tabique, para corregir desviaciones u obstrucciones que dificulten la respiración. Mediante esta cirugía de remodelación nasal se puede mejorar el aspecto externo de la nariz en todas sus partes, ya sea una giba excesiva sobre el dorso (o puente) de la nariz, una anchura excesiva de los huesos propios nasales o deformidades en la punta. Además, mediante esta cirugía puede corregirse la desviación del tabique nasal causante de dificultades respiratorias, cirugía conocida como septoplastia u operación del tabique nasal. Por todo esto, la rinoplastia debe ser individualizada para cada paciente.

La nariz tiene múltiples componentes, como son los huesos, los cartílagos dela punta, los cuadrangulares, el septum (tabique) y también músculos y partes blandas y la piel. Todos ellos pueden modificarse para dar la forma, y en cada persona deben analizarse uno a uno y planificar aquella cirugía que proporcione el óptimo resultado estético y funcional. Son muchas las modificaciones que se pueden hacer en una nariz y muy diferentes de unas personas a otras.

Existen básicamente 2 formas de realizar la rinoplastia denominadas rinoplastia cerrada y rinoplastia abierta

La rinoplastia cerrada está indicada en casos de escasa dificultad, en los que no hay grandes alteraciones del andamiaje cartilaginoso y es apta para aquellas modificaciones en las que se realiza una reducción de dorso o estrechamientos de la punta nasal no complejos.

Esta técnica se realiza mediante incisiones ocultas por dentro de la nariz y no se exponen los cartílagos y huesos nasales

La rinoplastia abierta está indicada en casos de mayor complejidad y en los que se requiera de una mayor visibilidad para realizar cambios más precisos. Esta indicada por ejemplo cuando hay que realizar técnicas como los injertos de cartílago a nivel de la válvula nasal, desviaciones nasales o modificaciones en la punta de la nariz. En general siempre que se requiera de una mejor visión del andamiaje nasal para poder realizar modificaciones de éste con mayor seguridad y precisión. Este tipo de rinoplastia requiere de una incisión a nivel de la columela además de las incisiones requeridas en una rinoplastia cerrada. Así, podremos levantar la piel del andamiaje cartilaginoso que posteriormente deberemos manipular con visión directa. Aunque se necesita una incisión adicional en la columela, la cicatriz resultante es al poco tiempo inapreciable.

Después de la operación

Al final de la intervención en ambas técnicas, se introducen en la mayoría de los casos unos tapones en la nariz y en el dorso, se colocan unos esparadrapos y un férula de aluminio.

El postoperatorio de la rinoplastia, aunque parezca asombroso, no es nada doloroso. La mayoría de los pacientes describen una molestia y sensación de tensión en la cara y entre los ojos. Estas son  siempre unas molestias fácilmente controlables con los analgésicos habituales.postoperatorio rinoplastia

Tras la intervención se coloca una escayola o una pieza de plástico o metal sobre la nariz para protegerla y ayudar a darle forma. Se retira a partir de los diez días.