Pasar al contenido principal

¿Cómo utilizar las láminas de silicona Mepiform en las cicatrices?

Te explicamos cuándo y cómo puedes utilizar las láminas de silicona en las cicatrices.

cicatriz

¿Qué son las láminas de silicona?

Se trata de unos apósitos autoadhesivos con tecnología safetac que evitan el desprendimiento de la piel al retirarlo y disminuyen el dolor.  Están indicados tanto para el tratamiento como para la prevención de cicatrices hipertróficas y queloides.

Tienen un funcionamiento diferente al de otros apósitos para tratar cicatrices. Se ha comprobado que actúa imitando al estrato córneo de la piel, interviniendo en la regulación hídrica, disminuyendo la producción de colágeno y por lo tanto reduciendo el tejido cicatricial.

Los buenos resultados obtenidos en los pacientes muestran su efectividad en el tratamiento de la pigmentación, la extensión y el grosor de las cicatrices.

¿Cómo se utilizan?

Tanto las láminas como el gel de silicona se comienzan a utilizar a las dos o tres semanas de la retirada de los puntos de la herida quirúrgica, cuando está completamente cerrada.

La duración del tratamiento es de unos cuatro a seis meses. Su uso continuo ha demostrado un mayor efecto.

Hay que adaptar el apósito al tamaño de la cicatriz, se puede recortar o poner varios de forma continua sobre ella. Es reutilizable, puede durar hasta siete días.

Para un correcto uso es fundamental una buena higiene de la zona. Puede utilizarse junto a crema hidratante y colocar la silicona después de su absorción. No conviene colocarlas con una excesiva presión sobre la zona. Además, se debe revisar el estado de la cicatriz al menos una vez al día para ver su adecuada evolución.

Silvia muñoz

Silvia Sánchez

Enfermera-instrumentista

En conclusión, la silicona es cómoda y fácil de usar. Tiene un claro beneficio en la evolución de las cicatrices y por ello confiamos en ella para recomendarla  a nuestros pacientes.

Silvia Sánchez
Última modificación
Jueves, Abril 25, 2019