Pasar al contenido principal

Correr y cirugía estética

Muchas de nuestras pacientes son corredoras y quieren saber cuándo podrán volver a correr después de haberse sometido a una operación de cirugía estética.

mujer corredora

Correr si estás operada

Correr es uno de los deportes más populares en la actualidad y muchas de nuestras pacientes son corredoras. En líneas generales se debe esperar un mes desde la intervención y recomendamos comenzar de forma progresiva. 

Cirugía facial

Si la mujer se ha sometido a una cirugía facial (rinoplastia, lifting o blefaroplastia) no es necesario tener precauciones especiales al comenzar de nuevo al correr. En caso de la rinoplastia es frecuente respirar mejor que antes de la intervención, lo que podría incluso mejorar el rendimiento.

Cirugía Mamaria

En mujeres deportistas no aconsejamos elegir implantes demasiado grandes que podrían entorpecer la práctica deportiva. La presencia de implantes en el pecho requiere de un periodo de adaptación que normalmente es bastante rápido.

En mujeres corredoras puede estar indicada la utilización de las prótesis mamarias ligeras B-Lite que manteniendo la forma y la seguridad son un 30% más ligeras.

Después de una cirugía mamaria recomendamos que durante las primeras semanas el pecho esté bien sujeto con un sujetador deportivo para evitar movimientos del seno que podrían resultar molestos.

Correr no puede provocar desplazamientos ni rotación del implante mamario.

Los dos primeros meses, debes estirar el músculo pectoral mayor antes y después de correr porque puede quedar tensión residual de la cirugía en el mismo. En consulta te enseñaremos la mejor forma de hacerlo.

Cirugía corporal

Después de una liposucción recomendamos que las primeras semanas se corra con una malla elástica que realice una adecuada compresión del tejido. La pérdida de tejido graso puede aumentar tu rendimiento deportivo.