Pasar al contenido principal

Cuidados y curas postoperatorias

Nuestras enfermeras se ocupan de los cuidados postoperatorios

curas postcirugía

¿Quién realizará las curas postoperatorias?

La primera semana tras la cirugía y hasta que quitemos los puntos de sutura o drenajes, nuestro equipo de enfermería se encargará de realizar todas las curas. Para ello, durante esta primera semana, tendréis que acudir a consulta con más frecuencia.

Cuando ya hayamos los puntos de sutura y drenajes, vosotras comenzáis a curaros en casa según os vayamos indicando en consulta. A partir de este momento, vendréis al menos una vez por semana a consulta para ver la evolución de la cirugía y seguir enseñándoos cómo continuar con las curas.

¿En qué consiste las curas postoperatorias

Como hemos comentado anteriormente, durante la primera semana serás vista por las enfermeras en la sala de curas para seguir tu evolución y realizarte la cura. Te seguiremos colocando el sujetador o faja, en caso de cirugía mamaria, abdominoplastia o liposucción.

Sobre los 7 y 10 días post cirugía, se te cortarán los cabos de la sutura intradérmica y puntos sueltos de la herida quirúrgica y se te enseñará a curarte en tu domicilio. La cura consistirá en ponerte betadine sobre la incisión tras la ducha, y colocarte unas tiritas sobre la cicatriz. En caso de cirugía facial, se dejará al aire tras aplicarse betadine.

Aproximadamente a las dos semanas y teniendo en cuenta la evolución de la cicatrización, te recomendaremos ponerte crema hidratante y cubrir las cicatrices con apósitos de papel

Cuando se cumpla el mes, será el momento de comenzar con las tiras de silicona (mepiform) en combinación con aceite de rosa de mosqueta sobre la cicatriz, para favorecer la cicatrización y que no se note la incisión. Cuando se trata de cirugía facial, en lugar de estas tiras de silicona recomendamos Dermatix gel.

¿Cuándo podré ducharme?

Normalmente, os podéis duchar a los 4-5 tras la cirugía. Estas duchas hasta la retirada de los puntos de sutura consistirán en dejar caer el agua en la zona intervenida sin enjabonar, y en los casos que la cicatriz esté tapada por una tirita, no retirarla ni antes, ni durante, ni después de la ducha; sino dejarla e intentar secarla al máximo con el secador de pelo siempre en frío o templado, nunca caliente por riesgo a quemarse al no sentir el calor en la zona.

Cuando retiramos los puntos de sutura os podréis duchar retirando las tiritas y limpiando la zona con agua y jabón con vuestra mano, sin ejercer ningún tipo de fuerza.

Carmen López

Enfermera