Aparichi publicó un artículo sobre como cubrir los moretones con maquillaje que publicamos con su permiso.

maquillaje de moratones

Corrección de un moretón con maquillaje

Hoy quiero mostraros cómo se puede disimular o corregir un moratón (hematoma) con maquillaje. Algunas personas tras una cirugía estética, sufren hematomas o moratones y les gustaría poder disimularlos; hoy os muestro cómo lo he hecho con los correctores de Bobbi Brown.

maquillar moretones

Aquí os presento a Helena, que muy amablemente se prestó a las fotos para que pudierais ver claramente cómo quedan en un antes y después. Ella se había sometido a una blefaroplastia, que no es más que la extracción de las bolsas alrededor de los ojos, porque antes no se le veían ni las pestañas así que optó por la cirugía y el problema es que vino acompañada en la postcirugía de estos antiestéticos moratones. 

En la primera fotografía (arriba a la izquierda) tenéis el hematoma tal cual, veís que tiene uno en la parte superior de la mejilla, otro bajo las pestañas inferiores (con un color mucho más concentrado) y después un poco de rojo en el párpado superior, que ese era el más fácil de corregir. 

corrección moretones postcirugia

Utilización de corrector

En los hematomas sobre la mejilla y bajo las pestañas, podéis ver que están de color morado/amarronado, con lo cual utilizaremos un corrector que contenga marrón-rosado, como fue el caso del tono Dark Bisque de Bobbi Brown, que es un precorrector. Y sobre este corrector (justo encima tal cual), que neutraliza bastante bien el tono púrpura añadimos un corrector que contenga bastante amarillo, para terminar de neutralizar el verde-rojizo-púrpura claro que nos queda después de utilizar el primer corrector. En este caso he utilizado el precorrector Peach de Bobbi que va genial para eliminar las rojeces en pieles cetrinas. De hecho, en el párpado superior lleva únicamente peach, porque sólo tenía un mariz rojizo el hematoma, con lo cual no hacía falta quitar el tono marrón-morado-purpureo de los otros dos.

Hidratación de la piel

Es fundamental, hidratar bien la zona a corregir, porque en las partes en que tengamos moratón suelen deshidratarse muy rápidamente y absorber en seguida el producto que hayamos puesto justo encima. Yo siempre utilizo el reparador de ojos (extra repair eye cream) aunque no sea en los ojos el hematoma, porque hidrata y nutre la zona a cubrir. Y después, aplicaremos el corrector con un pincel plano sintético), pero no tocamos la zona con la yema del dedo para mezclarlo con la piel, sino siempre, con la misma brochita, dando ligeros toquecitos, depositando el pigmento del corrector sin alterar la cobertura (si ponemos un poco la yema para extenderlo, desaparecerá el corrector y el hematoma se verá de nuevo).

Como el hematoma bajo las pestañas inferiores tiene una pigmentación muy concentrada en un pequeño punto cuesta más hacerlo desaparecer por completo. Lo cierto es que en directo a una distancia prudente (me refiero, sin pegarnos a la cara de Helena) sino desde una distancia de conversación normal no se notaba nada y ella quedó realmente encantada!!. En el caso de este pequeño moratón, como os comento, el truco fue aplicar dark bisque y justo encima peach, para de nuevo poner otra capa de dark bisque y de nuevo otra de peach, ya que tenía mucho color y quería que quedara muy bien neutralizado.

Adaptamos el maquillaje a la evolución de los moretones

A medida que los hematomas vayan aclarandose será suficiente con la utilización o bien de dark bisque o bien de peach, según avance el moratón hacia el verde-amarronado o hacia el rosado-rojizo.

Por tanto, para disimular o corregir un moratón no es tanto el poner un producto super cubriente porque puede ser que nos quede un aspecto grisáceo o muy verde o que se siga notando, pero además la piel realmente recargada, sino realmente dar con el color adecuado que lo neutralice. Es muy importante fijarse en el tono de la piel de la persona para igualarlo. Generalmente harán falta dos tonos, el primero que neutralice y el segundo que además de seguir cubriendo y corrigiendo, nos iguale con el resto de la piel.

Así que, en resumen, para hematomas verdoso-amarronado-púrpura... la gama bisque (donde hay desde un tono muy clarito a uno muy oscuro en esta gama de color que os comento) o marrón-rosada es la adecuada y para hematomas rojizos-rosados-malva-lilas... la ideal es la gama peach (existe en varios tonos, desde un tono muy claro a uno muy oscuro pero en esta gama de color), que contiene mucho amarillo anaranjado en su composición. Y no queda la piel super maquillada ni se nota!. De hecho luego podemos utilizar ya nuestra base de maquillaje habitual pero con mucho cuidado de no borrar lo que hemos hecho, aplicando lo menos posible ya sobre esta zona (si podéis evitarlo mejor) pero sí en el resto del rostro, para que no se note una zona más cubierta que otra.