Pasar al contenido principal

Efectos del tabaco en los procedimientos de cirugía estética

El tabaco es responsable directa o indirectamente de 4 de cada 5 muertes en el mundo según informan los centros de control y prevención de enfermedades

efectos tabaco operacion

El tabaco por sí mismo es considerado un factor independiente en la aparición de complicaciones postoperatorias pulmonares y cardiacas. Teniendo en cuenta esto podemos deducir la importancia que tiene el tabaco a la hora de someterse a una intervención quirúrgica, y más aún a una intervención de cirugía estética donde, a priori, no se espera que haya complicaciones.

La nicotina presente en el tabaco limita el aporte de oxígeno a los tejidos, ya que “cierra” o “estrecha” los vasos sanguíneos que llevan la sangre a los diferentes tejidos.

La intervenciones de cirugía plástica tienen como característica principal, la disección o el levantamiento y movilización de tejidos que buscan “estirar” o mejorar la estética, tanto en la cara como en el cuerpo. Esto, asociado al consumo de tabaco aumenta significativamente los problemas derivados de la disminución de aporte sanguíneo a los tejidos. 

Las complicaciones que aumentan de manera significativa en fumadores que se someten a intervenciones de cirugía estética son:

  • Problemas de cicatrización
  • Dehiscencia de sutura (se abren los puntos)
  • Necrosis de piel y problemas asociados como la extrusión de implantes mamarios
  • Infecciones

Las intervenciones de cirugía estética que más se asocian a complicaciones relacionadas con el tabaco son:

Al tratarse en muchos casos de procedimientos electivos (cirugía estética), es extremadamente importante informar a los pacientes y minimizar los riesgos con el objetivo de disminuir las complicaciones y ofrecer la máxima seguridad a los pacientes.

Muchos de los pacientes que intentan minimizar los efectos del tabaco buscan formas alternativas que aparentemente pueden tener menores riesgos.En este sentido debemos dejar claro que cualquier formato que contenga nicotina (parches, chicles, etc) es perjudicial de cara a una cirugía.

 En resumen, las complicaciones tanto las relacionadas directamente con la cirugía (problemas de cicatrización, necrosis de tejidos, infecciones y desistencia de los puntos) como aquellas que son infrecuentes a nivel general como las trombosis, son claramente más frecuentes en fumadores.

Por todo ello muchos cirujanos plásticos recomiendan suspender el tabaco de 3 a 6 semanas antes de la cirugía y durante el mismo periodo después, aunque dejarlo de manera permanente sería la mejor opción, no solo por la intervención sino por los efectos ampliamente conocido que provoca el tabaco.

Afortunadamente, muchos de los pacientes que se someten a intervenciones de cirugía estética, y que se preocupan por tanto por mejorar su aspecto físico, también muestran preocupación por llevar una vida saludable, por lo que diversos estudios apuntan que hay menos fumadores entre los pacientes que deciden someterse a una intervención de cirugía estética.

Si deseas más información acerca de este contenido, no dudes en ponerte en contacto con nosotros llamándonos al 915352402 y estaremos encantados de atenderte.

Dra Gonzalez Vecino

Dr. Maria González Vecino

Cirujana Plástica

Martín del Yerro Cirujanos Plásticos

Dra Maria González Vecino
Última modificación
Miércoles, Abril 3, 2019