barra de labios
Publicado en  
Estética facial
 el  
10 febrero 2020

El cuidado de los labios

Te explicamos cómo cuidar la delicada mucosa de los labios.

La piel de los labios

Se denomina mucosa, consta de numerosos capilares sanguíneos, los cuales dan ese aspecto rosado, y carecen de glándulas sebáceas y sudoríparas, por eso se resecan con tanta facilidad.
Esta piel es mucho más sensible por lo que tendremos que tener especial cuidado en ellos y no dejarlos olvidados en nuestros cuidados diarios.

Cuidado de los labios.

Para llevar una buena hidratación, tendríamos que empezar por la limpieza, utilizar a la hora de desmaquillarlos un limpiador especial  con ph neutro y agentes suavizantes  o geles que nos especifiquen que son también para labios.

La piel se regenera cuatro veces más que en el resto del cuerpo, es  recomendable exfoliarlos una vez a la semana o cada 10 días, bien sea con un producto específico para ello o simplemente  con un exfoliantes casero ( el de  aceite de oliva y azúcar de toda la vida) de una forma suave y sin realizar mucha presión.

Debemos hidratarlos constantemente, con bálsamos o cremas, ya que las altas o bajas temperaturas afectan considerablemente a que se resequen. Un dato importante para que esto no ocurra es no estar humedeciéndolos y mordisqueándolos continuamente cuando los notemos tirantes, ya que la saliva es una enzima que contiene bacterias y un ph diferente al de la mucosa.

Existen ya productos específicos para el contorno de labios, que nos ayudarán a tener una hidratación extra al aplicarlos por la noche, ya que resultan más efectivos porque reposan sobre la piel sin que agentes externos interrumpan su acción.

Tratamientos

Y para que nuestros cuidados sean de matrícula de honor, existen diferentes tratamientos con ácido hialurónico que mejorarán nuestra hidratación desde la capa más profunda, sin ser necesario  aumentar el volumen.

Aumento de labios

Y si lo que deseas es aumentar el tamaño de tus labios te recomendamos el lipofilling o lipotransferencia.