La leyenda urbana por excelencia de la cirugía estética es la que cuenta que las prótesis de mama pueden explotar en los aviones. ¿Es esto posible?

prótesis que explota en un avión

La última noticia relacionada con este bulo que se extendió por todo el mundo fue en el mes de enero de 2009 cuando varios medios de comunicación y blogs de América Latina difundieron la falsa noticia de que a la cantante y presentadora Sabrina Sabrok, le había estallado un implante en un pecho, en pleno vuelo desde Madrid a México. Según estos medios un médico había realizado el diagnóstico en el avión y Sabrina Sabrok había sido hospitalizada. La noticia era tan falsa como absurda, aún así varias webs de internet, se hicieron eco de la noticia, lo que confirma que la imaginación popular aún cree o cuanto menos duda de que las prótesis puedan explosionar en los aviones.

En España es la presentadora y bióloga Ana Obregón, la protagonista de este mito urbano que todavía sigue vigente en algunas personas.

Pero ¿Puede estallar un implante de mama en un avión?

NO, no puede estallar. Todos los días miles de mujeres que portan prótesis mamarias vuelan en aviones o helicópteros con total seguridad (incluso cuentan que existe alguna astronauta que ha llevado implantes al espacio). Se culpa a la presión atmosférica como causante y origen de “estas supuestas explosiones en vuelo”; pero… ¡las cabinas de los aviones están despresurizadas!, por lo que la presión no influye en las prótesis. Y aunque no estuvieran despresurizadas o se perdiera la presión, la resistencia de las prótesis a los cambios bruscos de presión atmosférica o a un impacto, es superior a cualquier órgano del cuerpo humano.

Tampoco pueden existir fugas de gel ni nada que comprometa la integridad de la prótesis.

¿A partir de cuánto tiempo después de la operación se puede volar en avión?

El tiempo que hay que esperar a volar en avión está determinado por la recuperación del tejido: cicatriz, hinchazón, molestias, etc; no porque a las prótesis les vaya a pasar algo.