Pasar al contenido principal

Fisioterapia en la reconstrucción del seno

Realizamos tratamientos de recuperación en la cirugía de reconstrucción mamaria y de prevención del linfedema.

masaje pecho

¿Por qué es recomendable el tratamiento post-quirúrgico?

Toda intervención quirúrgica tiene asociadas molestias post-cirugía. Estas molestias varían dependiendo del  tipo de intervención realizada.  Es habitual La aparición de edema (hinchazón) y  equimosis (moretones)  debido al trauma operatorio. Los tratamientos de recuperación post cirugía logran disminuir las molestias post operatorias y aceleran la recuperación del tejido.

La mastectomía, la cirugía axilar y la reconstrucción de mama pueden crear complicaciones adicionales tales como adherencias y pérdidas de movilidad en la articulación del hombro. 

¿Cómo es el tratamiento?

Dependiendo del tipo de cirugía realizada realizamos diferentes tratamientos de fisioterapia.  El tratamiento siempre debe ser precoz iniciándose a ser posible al día siguiente de la intervención. 

Este tratamiento consta de varias fases y se realiza siempre en estrecha colaboración con el equipo médico adaptándolo en cada momento a las necesidades personales y terapéuticas de la paciente (quimioterapia, radioterapia).

Tras la mastectomía o cirugía axilar.

Cuando una paciente entra en nuestro servicio recibe desde el primer momento asesoramiento  sobre que sensaciones va a experimentar en su proceso de recuperación, así como la correcta realización de las distintas  actividades de la vida diaria. 

Si se ha realizado una mastectomía (extirpación de la glándula mamaria) el drenaje linfático manual (DLM) es la técnica principal en el tratamiento de recuperación. Esta terapia manual consiste en realizar pequeñas presiones y estiramientos sobre la piel. El DLM acelera los tiempos de recuperación y ayuda a eliminar las molestias o el dolor postoperatorio.  Es una técnica (de masaje) (fisioterapéutica) muy agradable de recibir incluso en tejidos recién operados.

Además de la mastectomía  es  probable que la paciente se haya sometido también a cirugía axilar (biopsia del ganglio centinela o extirpación de los ganglios axilares). La cirugía axilar puede causar: limitaciones temporales de movilidad en la articulación del hombro, dificultad para levantar los brazos, cambios de sensibilidad en el brazo y adherencias y fibrosis en la zona axilar.  Las técnicas de fisioterapia permiten recuperar la movilidad, aceleran la normalización de la sensibilidad y eliminan adherencias y fibrosis.

Durante la reconstrucción de mama

La mayoría de nuestras pacientes se re construyen el pecho con expansores mamarios. El proceso de expansión de la mama dura varios meses durante los cuales es recomendable un tratamiento fisioterapéutico, cuyo objetivo sea mejorar la calidad de la piel y tejidos para facilitar la expansión. Este tratamiento se realiza mediante un masaje especial sobre la piel y el músculo que recubre el expansor. Realizaremos también técnicas de inducción miofascial, que es una de las terapias más efectivas para conseguir la flexibilización del tejido y liberación de posibles adherencias. 

Se adiestra a la paciente en la realización de una serie de ejercicios y movimientos que alivian la tensión y posibles retracciones secundarias a la cirugía y expansiones

Además si es necesario, enseñamos a la paciente a realizar una respiración abdominal profunda seguida de una expansión del tórax, está respiración facilita la adaptación al  expansor o implante definitivo  y propicia la relajación. 

Cuando ha existido cirugía con tejido autólogo,  el tratamiento de recuperación incluye además de la mama reconstruida (zona receptora) el lugar de donde se ha extraído el colgajo (zona donante). 

Linfedema postmastectomía.

Gracias a la biopsia del ganglio centinela cada vez es menos frecuente la  aparición del linfedema posmastectomía. El linfedema exige un tratamiento en el que  además del drenaje linfático manual  podemos incluir: vendajes compresivos, kinesiotape, y cuidados específicos en la piel. Ante cualquier aumento de volumen del brazo o cambio en  la consistencia del tejido no dudes en preguntarnos, pues la realización de un tratamiento fisioterapéutico precoz,  es la mejor manera de prevenir la aparición de un linfedema.

¿Los tratamientos postcirugía son seguros?

El tratamiento fisioterapéutico en los pacientes en tratamiento contra el cáncer de mama es seguro y no interfiere en el tratamiento de la enfermedad. 

¿Puedo recibir sesiones de fisioterapia mientras sigo un tratamiento de Radioterapia o Quimioterapia?

Durante el tratamiento con quimioterapia o radioterapia se pueden recibir sesiones  de fisioterapia. Programaremos las sesiones dependiendo del  tratamiento médico recibido y del estado de la piel.

Si desea recibir sesiones de fisioterapia postquirúrgica pregunte a nuestro personal  de secretaría

Isaac Chavero
Última modificación
Lunes, Junio 18, 2018