Hemos desarrollado el método más completo para que tu recuperación del aumento de pecho con prótesis sea rápida y agradable. 

recuperación-postoperatorio-mamoplastia

El postoperatorio del aumento de pecho

Describimos el postoperatorio que tienen nuestras pacientes con nuestro método de recuperación.

Una noche de ingreso

Por tu seguridad y comodidad pasarás una noche de ingreso en el hospital Quirón de Madrid. Durante tu ingreso serás  visitada por nuestros cirujanos y enfermeras para comprobar tu evolución.

¿Cuándo me dan el alta?

A la mañana siguiente te damos el alta, recibirás una suave y agradable sesión de masaje linfático y te pondremos un sujetador.

¿Qué molestias puedo tener los días posteriores?

En los días posteriores a la intervención tendrás una sensación simular a la agujetas en el músculo pectoral. Es normal y es consecuencia de la manipulación de este músculo durante la cirugía y de la presencia del implante. Normalmente no se tiene dolor.

Puedes tener edema(hinchazón) en los senos y en el esternón.  

Las mujeres que han lactado nos cuentan que en el postoperatorio inmediato tienen una sensación similar a la subida de leche que poco a poco va remitiendo. 

Cambios en la sensibilidad

Puedes tener una pérdida temporal de sensibilidad en la mama ante estímulos táctiles o térmicos y una disminución de la sensibilidad erógena en el pezón que poco a poco se va recobrando. Algunas mujeres tras la operación obtienen una mayor sensibilidad erógena en sus senos, posiblemente a consecuencia de una mejora de la autoestima y de la percepción de su imagen corporal.

En las semanas que siguen a la operación es habitual que aparezca (de forma temporal) una hipersensibilidad molesta en la areola-pezón ante cualquier estímulo (incluso con el roce de la ropa), poco a poco se recupera la sensibilidad normal. La zonas donde se ha realizado la incisión pueden tener falta de sensibilidad durante algunas semanas. 

La presencia de la prótesis crea una alteración en la imagen corporal que necesita un pequeño periodo de adaptación. Es normal al principio verse rara en el espejo y tener sensación de cuerpo extraño. Después de unas semanas se sienten los implantes como propios.

Molestias en la espalda

Es necesario que duermas boca arriba las primeras semanas tras la operación. Este hecho sumado a la tensión postoperatoria, y al “miedo a que pase algo”; hace que a veces se adapte una “mala postura” y que frecuentemente aparezca tensión en la espalda y cuello

Nuestro tratamiento de recuperación

18 años de experiencia nos han demostrado que las pacientes que reciben sesiones postoperatorias correctamente realizadas tienen una recuperación más corta y agradable, aliviándose muchísimo la tensión en mamas y espalda. El beneficio obtenido se nota desde la primera sesión.

Los tratamientos de recuperación postoperatoria ayudan a normalizar antes la sensibilidad en la mama y a readaptarse al nuevo esquema e imagen corporal al introducir un estímulo táctil. 

¿Cuándo empezamos el tratamiento de recuperación?

Comenzamos al día siguiente de la cirugía, antes de dar el alta en la habitación del hospital. El tratamiento base es el drenaje o masaje linfático. Las maniobras suaves y precisas de drenaje linfático disminuyen en menor tiempo el edema postoperatorio. Al disminuir la hinchazón del seno desparecerán antes la tensión y molestias en la mama, además de facilitarse la cicatrización. Las maniobras se realizan con extremo cuidado y son siempre agradables para la paciente. 

Masaje sí o masaje no en el aumento de pecho

Este es un tema controvertido y por eso lo desarrollamos en un artículo monográfico: Masaje después del aumento de pecho. Te adelantamos que hay masajes que son beneficiosos y otros perjudiciales.

Utrasonidos e Indiba

Los ultrasonidos tras la intervención, ayudan a eliminar la hinchazón postoperatoria, reblandecen el implante y previenen la contractura capsular. 

Indiba tiene un efecto antiinflmatoro, ayuda a normalizar la sensibilidad y a la recuperación del tejido.

Tratamiento de la espalda

Hemos desarrollado un método de masaje que permite tratar la espalda y cuello permaneciendo la paciente cómodamente tumbada boca arriba y que alivia o elimina las molestias en tu espalda y cuello.

Tratamiento de las cicatrices y la piel del seno

El tratamiento de las cicatrices es parte fundamental en nuestras sesiones postoperatorias. Suele ser necesario utilizar apósitos para tratar las cicatrices y/o aceite de rosa mosqueta. Enseñamos a la paciente a colocarse los apósitos adecuadamente y combinarlos con el aceite de rosa mosqueta o crema hidratante. No suele ser necesario movilizar las cicatrices ya que no presentan adherencias no limitan la movilidad.

Es importante cuidar la piel con productos cosméticos o aceites vegetales, ya que es habitual que esta se muestre seca o alterada. 

Ejercicios respiratorios

Los ejercicios respiratorios y de movilidad articular que indicamos a las pacientes contribuyen a la adaptación a los implantes y acelerar el proceso de recuperación. 

El sujetador postoperatorio

Una de las partes más importantes de tu recuperación es la utilización de un adecuado sujetador; por esta razón, nosotros te lo proporcionamos y colocamos antes de darte el alta hospitalaria.

En la actualidad utilizamos el modelo Sport de la marca VOE. Se trata de un sujetador de microfibra muy cómodo, que contiene Aloe Vera. Tiene copas preformadas en doble capa y no lleva aros. Las copas internas, pieza central y espaldillas están elaboradas con un material muy transpirable. 
Los tirantes pueden regularse con tiras de velcro. Apertura y regulación en la espalda con una hilera de tres corchetes. Además lleva en la espalda un enganche adicional que mejora su adaptabilidad.

El sujetador no debe apretar la mama en exceso. Nuestras enfermeras te explicarán como debes llevarlo

sujetador aumento de pecho

 

No se deben utilizar sujetadores de aros hasta que lo autorice el equipo médico. Lee aquí el porqué no se deben utilizar sujetadores con aros después de la operación de pecho.

Lo que no debes hacer después de la operación

  • No tomes ácido acetil salicílico (aspirina) ni medicación homeopática en las dos semanas previas y posteriores a la intervención.

  • Si eres fumadora, procura disminuir el consumo de tabaco al mínimo que toleres, durante las dos semanas anteriores a la cirugía y la semana siguiente a la misma. El tabaco aumenta el riesgo de complicaciones postquirúrgicas y dificulta la cicatrización.

  • No debes mojarte la herida hasta que te lo indiquemos. Probablemente te podrás duchar a partir del tercer día.

  • Evita situaciones que puedan excitarte o alterarte, así como ambientes calientes. Los ambientes frescos evitan la inflamación. Procura evitar lugares muy concurridos donde puedas recibir un golpe o empujón involuntario (autobús, metro, discotecas, etc.)

  • No realices grandes esfuerzos durante los 10 primeros días, pero ve incorporándote progresivamente a una vida normal.

  • No conduzcas el coche hasta 3 o 4 días después de la intervención.

  • No tomes baños de sol ni lámparas de rayos UVA directamente sobre la cicatriz en los seis primeros meses, ya que pueden pigmentar la cicatriz y hacerla más evidente. Tampoco saunas durante varias semanas.

Lo que debes hacer después de la operación

Recién operada en el hospital:

  • Deberás permanecer ingresada en el hospital hasta el día siguiente de la cirugía. Debes estar en cama las primeras horas después de la intervención, con el cabecero elevado unos 30°. Puedes mover los brazos y el resto del cuerpo, pero no hacer grandes esfuerzos ni movimientos violentos.
  • Antes de dejar el hospital un fisioterapeuta te dará un masaje de drenaje linfático sobre el pecho, te movilizará los hombros y tratará tu espalda. El objetivo es disminuir la inflamación y que te sientas más cómoda. Este tratamiento es muy agradable de recibir y no causa dolor ni malestar.
  • Deberás tomar los medicamentos analgésicos y antibióticos según se te prescriban.
  • Al dejar el hospital debes realizar una vida relativamente tranquila durante uno o dos días. Cuando llegues a casa, ponte cómoda y relajada, y duerme o descansa en una posición similar a la descrita. Esto te ayudará a disminuir la inflamación y la sensación de tensión en las mamas.
  • Mantén la zona operada, limpia y seca.
  • Deberás utilizar el sujetador de forma continua (día y noche) durante unas 3 semanas. Posteriormente te indicaremos cuando puedes quitártelo para ir sin sujetador o utilizar otro tipo. En general recomendamos no utilizar sujetadores con aro hasta pasadas 6 a 8 semanas.

A partir del segundo día debes retornar a tu actividad normal tan rápido como sea posible. Las molestias postoperatorias son más intensas durante las primeras 24 horas y desaparecen rápidamente a partir de este momento. Reanudar las actividades normales (como por ejemplo, levantar los brazos para peinarse), acelera el proceso de recuperación y reduce el dolor más rápidamente. La inmovilidad tiende a causar molestias continuadas e incrementa el espasmo muscular.

Más información sobre el aumento de pecho

Aumento de pecho (principal)

Casos reales

Implantes mamarios