Te explicamos cómo es el postoperatorio y la recuperación de la operación de párpados

postoperatorio blefaroplastia

Operación con hospital de día o ingreso

Dependiendo de la cirugía, la opinión del cirujano y las preferencias del paciente la operación puede ser en hospital de día (duermes en casa) o con ingreso. El postoperatorio es igual en ambos casos.

Síntomas y molestias comunes tras la cirugía en los párpados

Es normal la aparición de edema (hinchazón) y equimosis (moratones) sobre los párpados y en el tejido próximo. Para ayudar a reducir el edema, debes dormir con el cabecero de la cama elevado los primeros días.

Tras la cirugía se colocan finos apósitos de papel en las cicatrices que se retiran a partir del sexto día. 

Durante los primeros días se puede tener sensación de tirantez debida a la presencia de las cicatrices o el edema. No sentirás dolor.

Es normal la molestia en la zona intervenida pero si aparece dolor debe consultarse al equipo médico. 

Puedes tener molestias en los ojos de forma temporal. Entre ellas: picores ardor y sequedad general del ojo, visión borrosa, lagrimeo y sensibilidad a la luz solar. Todas estas molestias desaparecen en pocos días.

Aplicación de colirios y pomadas

Para evitar la aparición de infecciones y proteger el globo ocular te recetaremos: colirios, gel oftálmico y pomadas antibióticas. 

En ocasiones es necesario la utilización de lágrimas artificiales para aliviar la sequedad del ojo.

¿Qué debes hacer en el postoperatorio?

Desde la primera noche y los días siguientes puede ponerte compresas frías sobre los párpados.

Protege los ojos de la luz solar directa con gafas de sol durante los meses siguientes para evitar la aparición de manchas.

¿Qué no debes  hacer tras la operación?

No se deben maquillar los ojos, durante los días posteriores a la cirugía, incluyendo la aplicación de rimel en las pestañas. Dependiendo de la evolución el cirujano plástico le indicará cuando hacerlo. 

Tratamiento de recuperación postoperatorio

La base del tratamiento es el drenaje linfático manual (DLM). El DLM logra reducir el edema en menor tiempo, acelerando la recuperación y proporcionando bienestar en el periodo postoperatorio. Debe realizarse con extremo cuidado, minimizando el desplazamiento de la piel y evitando ejercer tracción sobre las cicatrices. 

También utilizamos la tecnología Indiba para acelerar la recuperación.