En algunas rinoplastias se aumenta el tamaño de la nariz o alguno de sus componentes.

rinoplastia de aumento

La rinoplastia de aumento puede aumentar aquellas zonas de la nariz que lo necesiten por un accidente, cirugía anterior o por genética. Esta intervención se conoce como: septorrinoplastia de aumento

Un caso típico de rinoplastia de aumento serían lo que se conoce como "nariz en silla de montar" o la nariz a la que le falta proyección.

Indicaciones de la rinoplastia de aumento

  • Pérdida de tejido por traumatismos en el tabique (por ejemplo, en boxeadores)
  • Secuelas o mal resultado de una rinoplastia anterior.
  • Lesiones en el tabique por el consumo de drogas
  • Nariz muy pequeña en proporción al rostro.
  • Nariz desproporcionada (pequeña) en alguna de sus partes.
  • Nariz con el dorso unido

Cirugía con injertos

Para aumentar el tamaño o tejido en la nariz se suelen utilizar injertos (tejido natural del propio paciente) 

Rinoplastia de aumento con injertos

Se utiliza: (cartílagos, fascia, hueso, grasa)

  1. Los injertos de cartílago (tejido corporal) se utilizan para sustituir los cartílagos de la punta de la nariz o del dorso. También pueden reforzar las válvulas que permiten la entrada y salida de aire

  2. Los injertos de hueso se usan para sustituir partes óseas de la nariz y para fijar la posición de otros injerto.

  3. Los injertos de fascia se usan para dar más volumen o suavizar los contornos.

  4. Los injertos de grasa se usan para dar más volumen en pieles muy finas.

Los injertos deben de ser extraídos previamente de otras zonas corporales del paciente como: cartílagos de las costillas, de las orejas o de la misma nariz, grasa de la barriga, etc.

La cirugía

Estas operaciones suelen realizarse en lo que se denomina: rinoplastia abierta

Resultado final de la rinoplastia de aumento

El resultado definitivo de la rinoplastia de aumento viene determinado por la anatomía del paciente, la cirugía realizada, la cicatrización y otras características como la raza y edad. Por todo ello debemos individualizar cada caso particular y elegir el tipo de injerto más adecuado.

Etiquetas Rinoplastia