Pasar al contenido principal

¿Se puede eliminar grasa de forma localizada haciendo deporte?

¿Se puede eliminar grasa de forma localizada haciendo deporte?

Uno de las creencias populares sobre la condición física y la salud, es aquella que afirma que su puede eliminar la grasa de forma localizada mediante el ejercicio físico. Desafortunadamente esta creencia es falsa.

mujer-deporte

¿Se pueden eliminar unas “cartucheras” o la grasa del abdomen con ejercicio físico?

Tomemos como ejemplo las “cartucheras”, o lo que es lo mismo la grasa de la zona trocanterea. En primer lugar vamos a explicar cómo se distribuye la grasa en esta zona corporal.

La grasa en las caderas y en las nalgas, se divide en dos capas separadas por una membrana de tejido llamada fascia (fascia superficialis).

La primera capa de grasa, se localiza entre la piel y la fascia superficialis. La grasa que se encuentra en este nivel depende directamente de la alimentación y la actividad física del individuo. Se acumula cuando se consumen más calorías de las que se gastan. Se encuentra rodeada de tabiques fibrosos. En la mujer estos tabiques se disponen de forma perpendicular a la piel formando anclajes en la superficie de la misma, al hipertrofiarse (aumentar de tamaño) las células grasas, o relajarse la piel, se forma lo que se conoce como “piel de naranja” o celulitis.

La segunda capa de grasa, está situada entre la fascia superficialis y la aponeurosis muscular (fascia que recubre el músculo). La grasa en esta zona, responde principalmente a factores hereditarios y hormonales (diferenciación sexual) y apenas es influida por el ejercicio y la alimentación. Tiende a acumularse en zonas específicas diferentes en el hombre (abdomen y espalda) y en la mujer (piernas y nalgas), y diferentes también según la raza

La conocida coloquialmente como “cartuchera”, es un cúmulo de grasa profunda y superficial en la cadera.

¿Se puede eliminar esta grasa de forma localizada con ejercicio físico?

Empecemos con la Grasa profunda o de reserva;

La grasa profunda al ser una grasa de reserva bloqueada hormonalmente, responde mal al ejercicio y a las dietas; por ello es fácil encontrar a mujeres deportistas con cartucheras, o a mujeres que siguen regímenes de adelgazamiento y no consiguen disminuir el perímetro en esas zonas.

Por tanto la primera conclusión que sacamos; es que la grasa profunda es muy difícil de eliminar con dietas y ejercicios porque es una zona de reserva “protegida” por nuestro organismo.

¿Qué ocurre con la grasa más superficial?;

La grasa superficial responde fácilmente tanto a la dieta como al ejercicio. Entonces si la grasa más superficial, sí responde al ejercicio; ¿se podría eliminar de forma localizada? ¿puede utilizarse la grasa de forma localizada como “combustible” muscular? 
No, desgraciadamente tampoco se puede eliminar de forma localizada
, y la razón es muy sencilla.

El organismo en primer lugar utiliza como “combustible” los hidratos de carbono almacenados en el músculo o provenientes de zonas de reserva, después utiliza como fuente de energía los ácidos grasos de las reservas de los adipocitos. Pero los que utiliza se encuentran por todo el cuerpo, no solo en la zona que se quiere eliminar.

Además, debemos señalar que para que el organismo “queme grasa” se tienen que dar dos condiciones:

1ª que el ejercicio sea de larga duración. De esta forma primero se quemaran los hidratos de carbono y después las grasas. Si es corta duración, solo se utilizarán los hidratos de carbono.

2ª que el ejercicio sea de intensidad leve porque cuando aumenta la intensidad del ejercicio el organismo vuelve a recurrir a los hidratos de carbono.

La segunda conclusión por tanto, es que no existe ningún mecanismo que haga que el cuerpo “queme grasa de forma localizada”.

Por ejemplo si hacemos ejercicios de abdominales no existe ningún mecanismo fisiológico que haga que se utilice como combustible para el metabolismo muscular la grasa del abdomen.