Pasar al contenido principal

Corrección del doble surco

A veces no se opera adecuadamente la tuberosidad de la mama tubular y aparece el llamado doble surco. En estos tres casos presentados por el Dr. Emilio Moreno observamos como se corrige y elimina el doble surco mamario.

Correción de doble surco

1er caso de corrección de mama tuberosa

Esta es una paciente a la que no se le soluciono correctamente la malformación mamaria que origina la mama tuberosa o tubular y se ha formado lo que se conoce como doble surco. Además comprobamos que la areola derecha se muestra dilatada. Además de cambiar los implantes redondos por otros anatómicos, se corrigió el doble surco y se eliminó la tuberosidad. 

Cuando se coloca un implante sin corregir la tuberosidad se produce la aparición del llamado doble surco o doble burbuja, que es la secuela más frecuente de las mamas tuberosas incorrectamente diagnosticadas y/o tratadas. Esto es especialmente frecuentes en pacientes portadoras de defectos leves que pasan desapercibidos para ellas y que a veces no son diagnosticados o son infravalorados en su repercusión por el cirujano. La paciente típica es la que siempre ha tenido la sensación de que su mama era un “poco rara” pero que no sabría clasificar y que acude al cirujano para realizar una aumento mamario. Con mucha frecuencia, ”un poco rara” equivale a un defecto leve de la base de implantación, y pasarlo por alto o subestimarlo puede llevar al temido “doble surco”. Hay que señalar que es mucho más fácil corregir una mama tuberosa que un doble surco producido por no haber diagnosticado o corregido estas pequeñas o grandes anomalías.

Las fotografías de la izquierda pertenecen al "antes" y las fotografías de la derecha al "después".

reoperación mama tuberosa

Cuando se hace una cirugía que no solo no soluciona el problema sino que además suele incrementarlo, se produce la frustración y la sensación de que todo esta perdido a ese respecto. Pues bien, en mi practica clínica recibo muchos de estos casos secundarios y quiero dejar muy claro que se puede solucionar en la mayoría de los casos. Lo que les diría a estas pacientes es que no renuncien a tener la mama que ellas desean, que no se rindan y que vengan a vernos.

2º caso de re-operación de mama tuberosa

recambio de implantes en mama tuberosa

3er Caso

Paciente operada a través de la Seguridad Social por mamas tuberosas en la que se realiza un abordaje peri areolar y una técnica de desplegamiento glandular. Implantes anatómicos 275 cc en mama derecha y 290 cc en mama izquierda. Como podemos ver en las fotografías de "antes" el resultado es insatisfactorio porque las areolas continúan herniadas y se han dilatado, pero sobre todo porque la forma de la mama sigue siendo tubular, y el polo inferior sigue “plano” y con un efecto “doble surco “ llamativo. 

¿Cuales son las causas de este mal resultado?

  1. Sin ninguna duda la ausencia de una sutura tipo “purse string” en la areola que evite su dilatació. Al no realizarse (muchos cirujanos no lo hacen) se ha dilatado la areola. Esta sutura es un material permanente que se coloca enterrada bajo la dermis y hace de “freno”  en lo que a dilatación areolar se refiere. En cualquier cirugía peri areolar si no se utiliza este tipo de sujeción, la evolución natural es hacia una areola dilatada, de gran diámetro. Y eso es lo que ha pasado en este caso.
  2. Lo más importante; la forma de la mama. O mejor dicho, la ausencia de corrección de la forma se debe a una insuficiente disección subcutánea, insuficiente liberación de la brida de constricción e insuficiente desplegamiento de la glándula mamaria.

Corrección quirúrgica

Para corregir este mal resultado, en esta paciente hicimos un abordaje periareolar, una liberación completa de la piel del polo inferior respecto a la banda de constricción, una sección de las inserciones de dicha banda y un desplegamiento completo de la glándula. Es decir, hicimos exactamente lo mismo que en un Puckett primario cuando operamos a una paciente de mama tuberosa.

Como puede verse en las imágenes de "después", el cambio de forma de la mama es inmediato, podemos ver el aspecto redondo de la parte inferior de la mama. Y ese cambio se mantiene en el tiempo.​ 

Nota: los moretones desaparecen en los días siguientes. Hemos querido poner fotos tan recientes (solo dos días tras la operación) para demostrar que cuando el remodelado glandular se realiza bien, el resultado es inmediato. La forma y cicatriz de la areola también irá mejorando con el tiempo.

mama tuberosa reciente

Antes y después de mama tuberosa. Resultado al mes y medio

Observamos como han desaparecido los moretones  y ha empezado a mejorar el aspecto de la cicatriz. La cicatriz se muestra con ese color tan rojizo porque se encuentra en una fase inflamatoria totalmente normal. Con el tiempo la cicatriz ira mejorando su aspecto.

 

mama tuberosa fotografías

Cirugías secundarias de corrección de mamas tuberosas. Casos presentados por el Dr. Emilio Moreno.

La mama tuberosa o tubular no puede solucionarse simplemente añadiendo un implante mamario; es imprescindible la realización de una remodelación glandular completa durante la cirugía. Dicha remodelación comienza con la reducción del diámetro de la areola y termina, con la fragmentación de la banda de constricción o brida en el polo inferior de la mama (que ocasiona la tuberosidad), para permitir la distensión cutánea y el desarrollo de la parte inferior de la mama.  El procedimiento se completa con la implantación de una prótesis anatómica, que además de aumentar el volumen de la mama ayuda en la remodelación de la misma, especialmente a nivel del polo inferior.

Cuando no se realiza correctamente la remodelación aparece el doble surco en la mama. En estos dos casos observamos su solución.