tratamiento de la celulitis

Combatimos la celulitis y reafirmamos el tejido. 

¿Qué es la celulitis?

La celulitis o piel de naranja es una alteración que afecta a la grasa más superficial. En la pubertad las hormonas sexuales (principalmente el estrógeno) de la mujer inducen a una serie de cambios, entre ellos se produce un incremento de grasa en determinadas zonas del cuerpo como: caderas, muslos y glúteos.

La disposición de esta grasa bajo la piel y la presencia de tabiques de tejido conjuntivo rodeando las células grasas van a determinar la aparición de la celulitis. En la mujer las células grasas se agrupan en receptáculos de tejido conjuntivo dispuestos en cámaras verticales fijadas a la dermis por una especie de anclaje. En la parte superior de estas cámaras se proyectan fijaciones hacia arriba. Cuando se presiona la piel (test del pellizco) la grasa presiona la superficie de la piel y aparece ese aspecto tan característico. Del mismo modo cuando estas células se hipertrofian acaban realizando una presión sobre la superficie corporal que se evidencia a la vista como piel de naranja. Con la edad, la piel de la mujer se puede volver más fina y las células grasas aumentar de tamaño con lo que esto se hace más evidente.

¿Celulitis y "cartucheras" son lo mismo?

A menudo existe confusión entre celulitis y cúmulos de grasa en zonas localizadas. Por ejemplo una “cartuchera” es un cúmulo de grasa que puede o no presentar celulitis (aunque suele presentarla). La celulitis es el modo en el que se distribuye la grasa superficial y la cartuchera es una acumulación de grasa. La celulitis se combate con tratamientos de medicina estetica y las cartucheras con la liposucción.

¿Cómo saber si tienes celulitis o piel de naranja?

El mejor modo de diagnósticar la piel de naranaj es pellizcar la piel y comprobar si se forman hoyuelos en la misma.

En realidad la celulitis es fácil de diagnosticar puesto que la piel presenta las siguientes características:

  • Aumenta de grosor.
  • Aumenta su sensibilidad (puede llegar a ser dolorosa).
  • Existe una disminución de movilidad y capacidad de desplazamiento por adherencias a planos profundos.
  • Se pueden palpar nódulos subcutáneos.
  • Al realizar el test del pellizco se muestra irregular y con forma de piel de naranja. 

Clasificación de la celulitis

La celulitis se clasifica tradicionalmente en tres grupos:

  • Celulitis compacta (dura). Es dura, tensa la epidermis al máximo. Puede doler al tocarla. No cambia de forma al cambiar de posición (de pie o acostada). La piel aparece compacta. Suele aparecer en mujeres jóvenes.
  • Celulitis edematosa. Se observa en mujeres de mediana edad. Lleva asociada un problema venoso o linfático evidenciado como edema, varices, fragilidad capilar, o telangiectasias. Puede doler espontáneamente y suele doler al tacto. Su aspecto varia al cambiar la posición. Las piernas adquieren una forma recta como en columna. Los tobillos y rodillas pueden aparecer hinchados.
  • Celulitis blanda. Es de consistencia esponjosa, se moviliza con los cambios de posición. Común en mujeres obesas. Suele llevar asociada flacidez muscular.

Evolución de la celulitis

La celulitis en líneas generales (aunque pueden existir excepciones) sigue la siguiente evolución:

Fase edematosa

Comienza con una fase edematosa en la que la existe un encharcamiento del tejido (por una mala circulación linfática o por un aumento del volumen de los adipocitos que a su vez causa una mala circulación linfática), en esta fase comienza la hipermolimerización (encadenamiento y unión de unas moléculas a otras) de los mucopolisacáridos lo que hace que el tejido se vuelva más viscoso dificultándose aún más la circulación en la zona.

Fase fibrótica

Continua con una fase fibrótica en la que las fibras de la dermis se hinchan debido a alteraciones bioquímicas y forman autenticas redes que rodean las células grasas. La circulación se entorpece aún más.

Fase esclerótica

Finaliza con una fase esclerótica en la que el tejido se endurece y resulta doloroso (por compresión de las terminaciones nerviosas), en esta fase la celulitis es visible sin necesidad de realizar el test del pellizco debido a que las fibras de tejido conjuntivo que encierren las células grasas traccionan de las últimas capas de la piel

Factores que propician la aparición de la celulitis

Además de la disposición anatómico-fisiológica de la mujer favorable a la aparición de la piel de naranja existe una serie de factores que agravan o desencadenan la situación:

  • Tabaquismo. La nicotina provoca una vasoconstricción de los capilares de la piel que impide el correcto aporte de nutrientes a una zona ya de por si mal nutrida.
  • Vida sedentaria. La vida sedentaria favorece la perdida de tono y masa muscular y dificulta la circulación sanguínea y linfática.
  • Alimentación. La poca ingesta de líquidos que dificulta el drenaje fisiológico, la excesiva ingesta de sal que favorece la retención hídrica o la abundancia en la dieta de grasas y azúcar son factores que aumentan o predisponen a la celulitis.
  • Estreñimiento. La deficiencia de fibra en la dieta y factores psicosociales son los causantes del estreñimiento, circunstancia que favorece o empeora la celulitis.
  • Toma de anticonceptivos. Los anticonceptivos por su acción hormonal pueden inducir a una mayor retención de líquido , lo que aumenta el componente edematoso de la celulitis.
  • Malas posturas/ alteraciones posturales. Pasar mucho tiempo de pie o cruzar las piernas al sentarse dificulta la circulación linfática y venosa. Las mujeres que pasan mucho tiempo sentada entorpecen también la circulación linfática por compresión de los vasos linfáticos de la pierna.
  • Malos hábitos en el vestir. La utilización de ropa ajustada que dificulte el drenaje linfático o usar zapatos con mucho tacón, que anulan el juego muscular del gemelo dificultando la ayuda muscular en la circulación venosa y linfática son también agravantes.
  • Estrés / ansiedad. La circulación linfática puede verse alterada si existe nerviosismo, estrés o ansiedad, con lo que aumenta la retención de líquidos.Insuficiencia venosa. Con frecuencia la insuficiencia venosa está presente cuando existe la piel de naranja. 
  • Alteraciones hormonales y/o endocrinas. La aparición o aumento de la celulitis suele darse en momentos claves como la pubertad o la menopausia, momentos en los que la regulación hormonal es más difícil. Los desequilibrios hormonales (estrógenos-progesterona) son los responsables de la retención de líquidos y de la polimerización de la sustancia fundamental.
  • Herencia. Las mujeres con antecedentes de celulitis en su familia tienen más tendencia a desarrollarla.

Tratamiento de la celulitis

El tramiento de la celulitis, lo  podemos realizar con diferentes técnicas y tecnologías:

INDIBA

Se basa en la aplicación de una corriente de alta frecuencia que produce una mejora en la microcirculación del tejido. Se estimula el proceso de NEOCOLAGÉNESIS. La vasodilatación y la hiperactivación proporcionan más nutrientes a los fibroblastos, incrementando la síntesis de colágeno y de elastina lo que se traduce en una mayor firmeza de la piel y el resto de tejidos. También se favorece la ELIMINACIÓN DE GRASA. Los adipocitos pierden volumen rápidamente y la grasa desaparece de manera natural

MESOTERAPIA

En el origen de la celulitis, aparte de de factores hereditarios ó constitucionales existe una alteración de la microcirculación sanguínea en ocasiones acentuada por factores externos cómo los anticonceptivos, tabaco, prendas de vestir ajustadas, sedentarismo.
Consiste en introducir con pequeñas microinyecciones intradérmicas  medicamentos homeopáticos para:
- Activar la circulación local
- Alterar la permeabilidad de los adipocitos
- Mejorar la oxigenación tisular
- Estimular la lipólisis
- Reafirmar los tejidos

PRESOTERAPIA Y DRENAJE LINFÁTICO

Consiste en activar el drenaje linfático y venoso en los tejidos.
Tratamiento indicado para mejorar la circulación de retorno, la retención de líquidos y como complemento en los tratamientos anticelulíticos

CARBOXITERAPIA

Consiste en la administración de CO2 en pequeñas microinyecciones  por vía subcutánea y percutánea. Produciendo un aumento de la microcirculación de la zona y un efecto lipolítico.
Indicada para tratar la celulitis, adiposidades localizadas.
El número de sesiones oscila entre 10-12 sesiones.

TERAPIA CON ONDAS ACÚSTICAS

Se trata de la más moderna y eficaz tecnología para reducir la celulitis. Además produce un efecto de reafirmación de la piel.