DR David Vazquez

Después de tantos años de formación, he aprendido que la cirugía plástica no solo sirve para mejorar. Es mucho más. Ayudar, comprender y entender el problema para así, conectar con cada paciente. Por ello me gusta ser cercano y realista. Así se crea un ambiente de confianza que es esencial. Además, mostrarme tal y como soy, ser honesto e intentar ayudar en todas las facetas posibles a cada uno.

Cuando comencé en Cirugía Plástica, entendí que la cirugía y sus resultados iban acompañados de un trato humano con cada persona. Necesario y primordial para que el paciente pueda abrirse y mostrarte todas sus preocupaciones. Cada uno es diferente. Por ello, primero, intento comprender cuales son los problemas e inquietudes y así, cuando hay entendimiento, la cirugía es un paso más hacia el objetivo. Ser cirujanos no es sólo operar bien, es saber entender a tú paciente, formar un vínculo que debe crecer mutuamente.

Por otra parte, ser un grupo de cirujanos me ayuda a mejorar día a día. Me lleva a estar en continua evolución, a aprender y poder ayudar, así, mejor a todos mis pacientes. Nos caracterizamos por tener una idea en común: la naturalidad. Siempre intentamos llevar nuestros resultados a una idea de “resultado natural”. Ser minuciosos con nuestro diagnóstico, nuestras técnicas y procedimientos para intentar refinar cada cirugía y resultado.

Que depositen su confianza para operarles es algo tan gratificante que es difícil de explicar. Un obsequio que trato de la mejor manera posible y que es el mejor regalo como cirujano.