Pasar al contenido principal

Lifting facial y cervical

El lifting consigue un rejuvenecimiento facial con menos arrugas. 

lifting

¿Qué es el lifting facial? 

El lifting, (ritidectomía) o estiramiento facial es una operación de cirugía estética que realiza una elevación y tensado de la piel y de los tejidos profundos, consiguiendo un aspecto más joven con menos arrugas.

Con el paso del tiempo, los efectos de la gravedad, la gesticulación, la exposición al sol y el estrés, dejan huella en la cara. El envejecimiento de una persona, se manifiesta principalmente en los cambios del rostro. La piel de la cara está unida a los planos musculares profundos, teniendo la capacidad de moverse, dando lugar a la expresión a base de los gestos. Esta piel, está sometida a millones de movimientos a lo largo de la vida, y gracias a su elasticidad,  puede recuperar su forma después de cada gesto. Con el paso de los años,  se pierde su elasticidad, estirándose y "dándose de si”.

Todas estas causas provocan una flaccidez de los tejidos, dando lugar a los signos de envejecimiento. Las mejillas caen y se forman arrugas profundas entre éstas y el labio superior e inferior, la zona de la mandíbula se descuelga por la laxitud, aparece papada y se forman pliegues en el cuello. Así mismo aparece un exceso de piel en el párpado superior, y bolsas grasas en el inferior. Las cejas caen sobre los párpados, y aparecen arrugas profundas en la frente y en el entrecejo.

A medida que avanzan estos signos, la flaccidez y caída de los tejidos provocan múltiples arrugas gruesas y finas, los ojos se hunden, la punta de la nariz cae, disminuye la capacidad de gesticular y sobre todo los tejidos profundos y la estructura ósea de la cara, experimentan una atrofia. 

El lifting combate 3 síntomas del envejecimiento facial

El lifting sirve para revertir el envejecimiento facial, que se manifiesta con 3 síntomas:

  1. Envejecimiento de la piel que causa una pérdida de turgencia de la misma, manchas y pequeñas arrugas.
  2. Se marcan más las arrugas de la expresión (entrecejo y pata de gallo) incluso cuando no hay expresión ni gesto.
  3. Flacidez de los tejidos.

Los signos de envejecimiento se presentan a una edad muy variable y mientras algunas personas los manifiestan en la década de los 30, otras no lo hacen hasta los 40 o 50 años.

 El lifting se puede realizar (de forma conjunta o por separado) en:

  1. La cara (lifting facial).
  2. La frente (lifting frontal).
  3. El cuello o papada (lifting cervical).
lifting facial Madrid

Lifting facial del Vector Natural

Con el paso del tiempo aparecen los signos del envejecimiento (A); las mejillas caen y se forman arrugas profundas, la zona de la mandíbula se descuelga, aparece papada y se forman pliegues en el cuello. Además aparece un exceso de piel en el párpado superior, y bolsas de grasa en el inferior. 

A medida que avanzan estos signos (B), aumenta la flaccidez y la caída de los tejidos, los ojos se hunden, la punta de la nariz cae, disminuye la capacidad de gesticular y se atrofian los tejidos profundos y la estructura ósea de la cara. 

El envejecimiento lleva consigo un efecto de descolgamiento de los tejidos que no es el mismo en todas las personas, ni en todas partes de la cara y se debe actuar de diferente manera según la forma en la que se ha envejecido.

En Martín del Yerro Cirujanos Plásticos realizamos el Lifting del Vector Natural; una técnica de cirugía de rápida recuperación. Para obtener el mejor resultado se puede combinar esta cirugía con la blefaroplastia (operación de los párpados) para rejuvenecer también la mirada; o el lipofilling facial.

Diferencias entre lifting convencional y el Lifting del Vector Natural

El lifting convencional produce un gran traumatismo, un periodo de recuperación largo y con gran inflamación y dificultad para reanudar una vida normal precozmente. El lifting tradicional proporciona un resultado muy poco natural, creando caras inexpresivas con aspecto de máscara artificial.

El Lifting del Vector Natural rejuvenece el rostro, elimina arrugas y tensa recupera la firmeza del tejido, pero evita el sobre-estiramiento que delata una cirugía mal realizada.

En resumen:

Lifting convencional

  • Caras inexpresivas o de "velocidad" (sobre-estiramiento).
  • Recuperación lenta.
  • Cirugía más traumática.
  • Técnica muy utilizada

Lifting del vector natural

  • Caras con expresión natural.
  • Recuperación rápida.
  • Cirugía que respeta los tejidos.
  • Técnica exclusiva.

Fotos de antes y después de una operación de lifting

lifting envejecimiento

En las fotografías de antes vemos como con el envejecimiento:

  1. Las mejillas se desinflan (A) 
  2. Se rellena el tejido que está bajo la mandíbula, en el carrillo (B)

En las fotografías de después, comprobamos como el lifting lo corrige.

La cicatriz en el lifting

El lifting es una operación que deja unas cicatrices que se colocan en zonas muy poco visibles  (cuero cabelludo y borde de la oreja) y además son muy finas y prácticamente inapreciables pasados unos meses. Te enseñamos a cuidarlas con productos cosméticos para lograr la mejor cicatrización.

Minilifting facial y cervical

Se trata de una adaptación del lifting tradicional con un menor despegamiento cutáneo y muscular y un duración menor de la cirugía. Está indicado cuando se empiezan a notar los síntomas del envejecimiento, pero la piel todavía tiene la suficiente elasticidad.  Suele realizarse en personas entre 40 y 55 años. El minilifting permite rejuvenecer el ángulo mandibular y el cuello sin cambiar la expresión. Gracias a la reposición de los tejidos profundos se consigue rejuvenecer la cara.

Postoperatorio, recuperación y cuidados post cirugía

El postoperatorio del lifting facial no es doloroso. La mayoría de los pacientes describen tirantez en la zona de detrás de la orejas, que es donde ajustamos la tensión de la piel ascendida.

Al finalizar la cirugía comenzamos nuestro protocolo de recuperación QRP para acelerar la recuperación y eliminar las molestias postquirúrgicas. Este tratamiento es muy agradable de recibir y consiste en sesiones de: masaje de drenaje linfático manual e Indiba.

Es muy importante no exponerse a la radiación UV (sol, rayos UVA…) hasta que no hayan desaparecido totalmente la inflamación y durante los primeros 6 meses posteriores a la cirugía del lifting facial, es necesario proteger las cicatrices con cremas de factor de protección solar.

Beneficios del lifting facial

Con esta operación te sentirás rejuvenecida y mejorará tu autoestima

Testimonios de nuestros pacientes sobre el lifting

Necesitaba un rejuvenecimiento y eliminar las arrugas de la cara, pero me aterraba el aspecto tan artificial que vemos muchas veces en los famosos. El Dr. Martín del Yerro en la visita inicial me enseñó varios ejemplos y pude comprobar que el resultado era natural. Decidí operarme y estoy muy contenta con el resultado, es como si me hubiera quitado 10 o 15 años de encima, pero nadie es capaz de adivinar que me he operado. Mª Del Carmen  F.

Buscaba un tratamiento rejuvenecedor, y mi idea inicial era hacerme un lifting, pero el doctor me sugirió también una blefaroplastia para rejuvenecer mi mirada. Por supuesto. Ambas intervenciones han cumplido todas mis expectativas y lo mejor es el resultado tan natural, que era lo que yo quería. A día de hoy mucha gente me dice que estoy fantástica, que me encuentran más guapa...pero son pocos los que relacionan mi nuevo aspecto con una intervención de cirugía plástica. Sin duda volvería a repetirlo. Y.G.

Preguntas frecuentes

¿A qué edad puede realizarse un lifting?

El lifting está indicado en cualquier paciente con signos de envejecimiento facial, sobre todo cuando se ha perdido el óvalo facial y la línea de la mandíbula no es continua. Lo que a veces se llaman “cocochas”. La restauración natural del óvalo facial es el rejuvenecimiento. Suele realizarse en pacientes con edades comprendidas entre los 50 y los 65 años, pero puede hacerse antes o después de estas edades dependiendo de los síntomas de envejecimiento.

¿Cuánto dura el resultado del lifting facial?

El lifting facial produce un rejuvenecimiento, pero no impide (ni debe pretenderlo) el envejecimiento ulterior. La duración del resultado depende de las características del paciente, la piel, la estructura ósea, etc. La duración es de aproximadamente unos 10 años. Ello quiere decir que al cabo de 10 años después de la intervención el aspecto será el mismo que antes de la intervención. Es muy importante realizar un lifting natural (vectores naturales, ver antes), ya que eso permite el nuevo envejecimiento de forma natural y no se producirán esas caras tan extrañas e inexpresivas que resultan de los liftings que no siguen estos principios quirúrgicos.

¿Cuánto tiempo tengo que permanecer de baja?

Habitualmente recomendamos unos 4 días de disminución de la actividad pero desde el segundo día del postoperatorio hacemos hincapié en la conveniencia de iniciar la actividad, pasear y moverse. Durante los primeros días se produce una inflamación de la cara que llama la atención de personas conocidas previamente. Ello impide en algunas personas la incorporación a la vida laboral y social hasta pasados unos 10 a 20 días, dependiendo también del tipo de lifting que se haya realizado. Sin embargo la capacidad de llevar una vida familiar normal es posible en unos 4 días.

¿Cuál es la edad óptima para hacerse esta operación?

No hay una edad determinada.  El lifting no previene el  envejecimiento y lo que hace es corregir los signos de envejecimiento que ya se hayan producido. Dependiendo de las características de la piel y otros tejidos, hay personas que envejecen antes que otras. El lifting debe hacerse cuando ya existen signos de flaccidez en la cara y perdida de ovalo facial y de la linea mandibular. Lo que recomendamos es hacerlo relativamente pronto, antes de que los signos de envejecimiento sean muy evidentes y la piel todavía conserve elasticidad. Entre los 45 y 50 años es un buen momento para consultarlo.

¿Es una cirugía dolorosa?

El postoperatorio del lifting facial no es doloroso. La mayoría de los pacientes describen una molestia y tirantez en la zona de detrás de la orejas, que es donde ajustamos la tensión de la piel ascendida. Estas son siempre unas molestias fácilmente controlables con los analgésicos habituales.

Es conveniente que siga las recomendaciones en cuanto a la posición del cuello y la cabeza en la cama, así como otras instrucciones que le entregaremos. En los primeros días se pueden sentir molestias y sensación de tensión o tirantez en las zonas intervenidas. También es normal la sensación de “acorchamiento” y pérdida de sensibilidad en las zonas próximas a las cicatrices. Poco a poco estas sensaciones se normalizan.

¿En el lifting se estira solamente la piel del rostro y cuello o se trabaja sobre otros tejidos corporales?

Estirar solo la piel del rostro no sirve para nada. Es fundamental trabajar sobre los tejidos más profundos como la grasa de la cara y el sistema aponeurótico, que es como una telilla que une los músculos de la mímica y la piel. Estos tejidos también deben ser elevados y tensados lo que otorga mayor dificultad técnica a la operación del lifting.

¿Perderé la expresión de mi cara? ¿El resultado será muy artificial?

 La cirugía del rejuvenecimiento facial, debe siempre modificar la cara de tal forma que su resultado no cambie la fisonomía de la persona. El lifting de vector natural eleva la piel y los tejidos de la cara siguiendo el mismo vector por el que descendieron en su envejecimiento. De esa forma la cara simplemente está más joven, es la misma, pero unos años atrás. Y lo que es aun más importante es que el envejecimiento ulterior sigue los mismos vectores que antes, de esa manera le envejecimiento también es natural. Es como vivir dos veces el mismo proceso de envejecimiento

¿Puede mantenerse el rostro siempre joven repitiendo el lifting?

El estiramiento se puede repetir varias de veces. Lo importante es saber que lo que se debe corregir es la flaccidez y caída de los tejidos y no estirar hasta dejar la cara planchada y sin expresión. 

Por supuesto no se puede mantener una imagen joven toda la vida a base de lifting. Hay signos de envejecimiento que no se pueden corregir y por tanto el lifting siempre debe buscar mantener una armonía y una expresión natural. Se puede conseguir mediante la cirugía, que una persona tenga un aspecto mas joven de el que tendría con su envejecimiento normal, pero de ninguna manera se puede mantener un aspecto de permanente juventud a base de lifting o cualquier otro tratamiento.

¿Qué riesgos existen?

Los riesgos o complicaciones tras el lifting son infrecuentes, y su relación a continuación tiene como finalidad darte una buena información. 

Siempre existe un riesgo anestésico, que habrás de considerar a la hora de decidir sobre tu intervención. Este riesgo es extremadamente pequeño. Antes de la cirugía tendrás una consulta con nuestro anestesistas.

Los problemas de cicatrización tras el lifting son my poco frecuentes pero algunas personas cicatrizan haciendo cicatrices  más gruesas. Los problemas en la cicatrización son más frecuentes en personas fumadoras. Pueden aparecer trastornos de la cicatrización como intolerancia a los puntos, que pueden ser rechazados y expulsados. Esta complicación suele resolverse en unos días, si bien la calidad final de la cicatriz puede no ser óptima.

Como en cualquier procedimiento quirúrgico, a pesar de la administración de antibióticos y de una técnica meticulosamente estéril durante la intervención, puede aparecer una infección. Esta complicación es extremadamente infrecuente en nuestra experiencia.

En menos de un 5 % de los pacientes, se puede producir un sangrado excesivo una vez que se han cerrado las incisiones faciales, produciendo un acumulo de sangre bajo la piel de la cara. Si esto ocurre, estará  unido a inflamación y hematoma del área, y puede ser necesario extraerla en quirófano o en consulta.

Durante el despegamiento de la piel de la cara, particularmente cuando se necesitan procedimientos extensos para conseguir los resultados, algunas ramas del nervio facial que controlan el movimiento de los músculos pueden ser lesionadas. Esto puede resultar en una incapacidad temporal para mover los músculos en uno o ambos lados de la cara. Esta debilidad en una gran mayoría de casos es transitoria, recuperando la función normal en un periodo de semanas. La posibilidad de debilidad permanente existe, pero es muy pequeña.

Para conseguir el resultado deseado tras el lifting facial, la piel que ha sido despegada debe de ser readaptada, con la tensión correcta. Si hay áreas donde la circulación de la piel está comprometida, puede haber un retardo en la cicatrización o pérdida parcial de piel en ciertas áreas. Cuando esto ocurre, se evidencia por una ligera costra o ampolla de la superficie de la piel y en la mayoría de los casos cicatriza espontáneamente. Las pérdidas importantes de piel necesitan procedimientos adicionales, pudiendo dejar una secuela cicatricial, si bien esto es muy infrecuente.

Se pueden acumular pequeñas cantidades de líquido bajo la piel. Esto es normal y se reabsorben en 4-6 semanas. La piel de la cara estará entumecida e insensible en algunas áreas, e incluso puede ser que sientas cierto hinchazón o acorchamiento cuando se toque la cara. Todas estas sensaciones ocurren normalmente, y persisten durante unas semanas, desapareciendo a medida que el proceso de cicatrización se completa. En general, cuanto más extenso sea el procedimiento, es lógico esperar una mayor inflamación y presencia de cardenales

Siguiente paso para tu lifting facial

¿Lista para una primera consulta?

Pide una cita

¿Necesitas más información?

Saber más

mujer con lifting