lipotransferencia cara

Añadimos grasa en el rostro procedente de otras zonas corporales para rejuvenecer y dar más volumen o para tratar la lipodistrofía.

¿Qué es el lipofilling facial o lipotransferencia? Definición

Se denomina lipofilling facial al injerto de células grasas (provenientes de otra zona corporal) en la cara. Se puede realizar con:

  • Fines estéticos; para producir un aumento de volumen (el envejecimiento puede producir una pérdida de grasa)
  • Fines reconstructivos; para corregir defectos derivados de: un traumatismo, una enfermedad o una cirugía previa.

¿Cómo se realiza el lipofilling facial?

La realización de la técnica del lipofilling facial consta de tres fases: 

  1. La obtención de las células grasas se realiza mediante una pequeña liposucción con cánulas especiales de una zona donde haya células grasas en abundancia como el abdomen o las caderas.
  2. Las células obtenidas se someten a un proceso de preparación (centrifugación o Puregraft) para seleccionar únicamente aquellas que son viables.
  3. Finalmente las células son injertadas en la zona a tratar, realizándose una mínima incisión, con la ayuda de pequeñas cánulas diseñadas especialmente para este tipo de procedimientos.

El lipofilling como complemento en cirugía estética facial

El lipofilling o lipotransferencia además de ser una intervención en si misma, es con frecuencia el complemento ideal en otras intervenciones faciales como el lifting o la blefaroplastia. Se utiliza sobre todo cuando ha de darse volumen en zonas que a consecuencia del envejecimiento han perdido parte o toda su grasa; por ejemplo el párpado inferior. Añadir grasa en determinadas zonas tiene un gran efecto rejuvenecedor. 

Antes y después de un caso de lipofilling facial

lipofilling facial
Dr Sanz

¿Cómo complemento a qué cirugías faciales se utiliza la lipotransferencia? ¿Por qué? Dr. Ignacio Sanz

Hoy en día utilizamos el lipofilling facial asociado a la mayoría de las cirugías faciales. Prácticamente lo usamos en todas las blefaroplastias para rellenar la zona del surco nasoyugal (ojeras), si es necesario incrementar el volumen del parpado superior, mejorar los surcos nasogenianos y las líneas de marioneta.

Además lo asociamos al lifting cervicofacial para incrementar el volumen pedido por el paso del tiempo reposicionando volúmenes perdidos en regiones malares y temporales

Dr. Martín del Yerro

La opinión del Dr. Martín del Yerro

Al cumplir años con frecuencia se produce un adelgazamiento de la capa grasa, este adelgazamiento además de tener un aspecto antiestético causa que la piel tenga más fragilidad y tendencia a las arrugas. Cuando perdemos grasa sub-cutanea aparecen cambios en el rostro: se hunden las mejillas, aparecen depresiones bajo o sobre los ojos y en general se marcan más las facciones.

Gracias al lipofilling o lipoestructura podemos rellenar estas depresiones eliminando ese aspecto envejecido y mejorando la tersura de la piel. Los resultados del lipofilling son permanentes y en la mayoría de las ocasiones no es necesario repetir el procedimiento. Tan solo en un pequeño porcentaje de casos puede ser necesario repetir el procedimiento. Además se puede hacer de forma conjunta con otras intervenciones como la rinoplastia o la blefaroplastia. Y también puede realizarse para dar volumen a los labios.

Lipofilling para las ojeras

Una de las mejores indicaciones del lipofilling es para corregir o eliminar las ojeras. Con el paso de los años se produce una atrofia de la grasa del párpado inferior que hace que este parezca hundido y con un tono más azulado. Con la infiltración de grasa corregimos este defecto. Esta técnica se denomina Nanofat.

lipofilling-ojeras

Aplicación de grasa para dar volumen a la zona de las ojeras

Si nos fijamos en la zona que indica la flecha, observamos como se puede aumentar las zonas desprovistas de grasa por el envejecimiento.

Lipofilling para dar volumen a los labios

La remodelación de los labios o su relleno es complicada de realizar. Requiere de un análisis de la cara y los labios muy preciso. La grasa debe inyectarse en los labios siguiendo una planificación quirúrgica muy meticulosa en cuanto a: distribución, profundidad y cantidad de grasa que se debe inyectar. Sin embargo se obtienen unos labios naturales, estéticamente atractivos y con capacidad de expresar y besar. 

Dra Susana Puga

Comparación con el ácido hialurónico. Dra Susana Puga

El uso de la grasa nos permite obtener un relleno permanente frente a otras sustancias, como el ácido hialurónico, que son reabsorbibles.  El inconveniente, si se puede llamar así, es que hace falta entrar en quirófano para obtener la grasa, manipularla e infiltrarla en la cara.  Aproximadamente, a los 2 meses, el 80% del injerto de grasa sobrevive, lo que nos permite obtener ese relleno permanente, natural y totalmente compatible.