tatuaje

Micropigmentación médica de la areola o cicatrices.

Micropigmentación de la areola en reconstrucción mamaria.

La micropigmentación o tatuaje es la implantación de pigmentos a nivel epidérmico con la ayuda de una aguja muy fina. La principal indicación médica es como etapa final de la reconstrucción mamaria. Para imitar la areola y el color del pezón, se realiza mediante micropigmentación un tatuaje en las semanas posteriores a la reconstrucción de pezón. El papel de la esteticista o personal auxiliar es fundamental en esta fase y debe en colaboración con la paciente buscar el color y tamaño adecuado de la areola. Si solo hay que tatuar una areola se intenta que tenga color y tamaño similar a la areola natural.

Dependiendo del tipo de mastectomía y reconstrucción de la mama realizada, la piel conservará mayor o menor sensibilidad, llegando incluso a ser casi insensible a la introducción del pigmento. Si el tatuaje resulta molesto se pueden aplicar cremas anestésicas. En las reconstrucciones con tejido autólogo la piel tiene menor sensibilidad que cuando la reconstrucción se efectúa con implantes.
El tatuaje o micropigmentación de la areola, se suele realizar en dos tiempos, es probable que un fúturo sea necesario un repaso ya que hay tendencia a perder algo de pigmentación.

Corrección de la areola

La micropigmentación también se utiliza en mujeres que no se han reconstruido el pecho y sirve para corregir pequeñas asimetrias de tamaño, color o forma de las areolas.

Micropigmentación de cicatrices.

En ocasiones es necesario pigmentar las cicatrices para que tengan un color similar al del tejido que las rodea. El caso más frecuente son las cicatrices periareolares (mastopexia o reducción de mama) que han quedado blancas con el tiempo y contrastan con el color rosa o marrón de la areola.