Pasar al contenido principal

Una nariz en armonía con tu rostro

¿Qué es la rinoplastia?

La rinoplastia es la operación de cirugía estética que permite remodelar la nariz para cambiar su forma y/o tamaño. La rinoplastia permite agrandar o empequeñer la nariz. Además se corrigen defectos congénitos o adquiridos por un accidente o enfermedad o cirugía anterior.

Esta operación debe realizarse con el criterio de corregir aquellos aspectos o defectos que la afean, que la hacen desproporcionada o que no están en armonía con el resto de la cara.

¿Por qué hacerte una rinoplastia?

Son varias las razones por las que puedes querer operar tu nariz, entre ellas:

  • Agrandar o empequeñecer la nariz.
  • Mejorar la función respiratoria.
  • Eliminar la giba.
  • Estrechar los orificios nasales
  • Modificar el ángulo que la nariz forma con el labio o con la frente (enderezar la nariz).
  • Cambiar la forma de la nariz.
  • Elevar la punta nasal.
  • Eliminar defectos e imperfecciones.
  • Porque tu nariz no te gusta.

Conseguimos una nariz proporcionada y en armonía con tu rostro

La nariz constituye un elemento fundamental de la cara para la configuración de la imagen y es uno de nuestros rasgos más destacados. Es importante que esté proporcionada y en armonía con el rostro. La nariz siempre que llama la atención, lo hace por ser desproporcionada en sí misma o con el resto de la cara. La nariz llama la atención por “fea”, por demasiado grande o pequeña, por demasiado ancha o estrecha, o demasiado levantada o caída, etc.

La cirugía de remodelación nasal (rinoplastia) puede mejorar el aspecto de la nariz en todas sus partes, ya sea una giba excesiva sobre el dorso (o puente) de la nariz, una anchura excesiva de los huesos propios nasales o deformidades en la punta.
 
La nariz tiene múltiples componentes, como son los huesos, los cartílagos de la punta, los cuadrangulares, el septum (tabique) y también músculos y partes blandas y la piel. Todos ellos pueden modificarse para dar la forma, y en cada persona deben analizarse uno a uno y planificar aquella cirugía que proporcione el óptimo resultado estético y funcional. Son muchas las modificaciones que se pueden hacer en una nariz y muy diferentes de unas personas a otras.  La rinoplastia debe ser individualizada para cada paciente. 

Rinoseptoplastia

La nariz tiene un aspecto funcional muy importante en la respiración y debe permitir el paso del aire sin dificultad. Al tiempo que se corrige la forma se puede reparar el tabique nasal, para corregir desviaciones u obstrucciones que dificulten la respiración. Esta operación se conoce como septoplastia o rinoseptoplastias. En algunos casos, puede ser conveniente la coloboración del otorrinolaringólogo. Para ello trabajamos en coordinación con la Unidad de Otorrinolaringologia del Hospital Quirón de Madrid.  En la misma cirugía, el otorrino se encargan de la mejora de la función respiratoria y después el cirujano plástico de la mejora estética. Nosotros nos encargamos de la coordinación de ambas unidades. La presencia del otorrino más el cirujano plástico no encarece el precio de la cirugía.

Más información sobre la rinoseptoplastia.

Antes y después de una rinoplastia (rinoseptoplastia)

rinoplastia antes y después

Tipos de rinoplastia: abierta y cerrada

Existen básicamente dos formas de realizar la rinoplastia denominadas:

  1. Rinoplastia cerrada.
  2. Rinoplastia abierta.

1. Rinoplastia cerrada

La rinoplastia cerrada está indicada en casos de escasa dificultad, en los que no hay grandes alteraciones del andamiaje cartilaginoso y está indicada, para aquellas modificaciones en las que se realiza una reducción de dorso o estrechamientos de la punta nasal no complejos.
Esta técnica se realiza mediante incisiones ocultas por dentro de la nariz y no se exponen los cartílagos y huesos nasales.

2. Rinoplastia abierta

La rinoplastia abierta está indicada en casos de mayor complejidad y en los que se requiera de una mayor visibilidad para realizar cambios más precisos. Esta indicada por ejemplo cuando hay que realizar técnicas como los injertos de cartílago a nivel de la válvula nasal, desviaciones nasales o modificaciones en la punta de la nariz. En general siempre que se requiera de una mejor visión del andamiaje nasal para poder realizar modificaciones de éste con mayor seguridad y precisión. Este tipo de rinoplastia requiere de una incisión adicional a nivel de la columela. Así, podremos levantar la piel del andamiaje cartilaginoso que posteriormente deberemos manipular con visión directa. La cicatriz resultante es inapreciable. 

En la actualidad la rinoplastia abierta es la técnica más utilizada ya que produce excelentes resultados y no deja cicatriz visible.

Rinoplastia secundaria

Se trata de operaciones destinadas a reparar defectos o secuelas producidas en una cirugía anterior. Pueden ir desde pequeñas correcciones a cirugías enormemente complejas, en las que sea necesario utilizar: cartilagos, fascia y/o hueso de: la oreja, tabique o costillas. 

Resultado de la cirugía

Debido a que la inflamación baja poco a poco, el resultado final de una rinoplastia tarda algunos meses en verse; aunque tendrás una mejoría en el aspecto de tu nariz nada más retirar la férula nasal. 

Postoperatorio, recuperación y cuidados

Al final de la intervención se introducen en la mayoría de los casos unos tapones en la nariz y en el dorso, se colocan unos esparadrapos y una férula. El postoperatorio de la rinoplastia, no es nada doloroso. La mayoría de los pacientes describen una molestia y sensación de tensión en la cara y entre los ojos. Estas son  siempre unas molestias fácilmente controlables con los analgésicos habituales.

Para eliminar la tensión y el edema postquirúrgico realizamos nuestro protocolo de recuperación acelerada (QRP), que en la rinoplastia se basa en: masaje de drenaje linfático manual (DLM). El DLM es una técnica manual muy agradable de recibir que comenzamos a aplicar al día siguiente de la cirugía en la habitación del hospital. 

Este tratamiento también logra que el resultado final se vea antes.

Las intervenciones quirúrgicas se realizan en el Hospital Quirón de Madrid, hospital del que formamos en exclusiva la Unidad de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética.

Diferencias en la rinoplastia entre la mujer y el hombre

Existen diferencias anatómicas entre la mujer y el hombre y diferencias entre lo que se considera estético para cada sexo que nos obliga a realizar una cirugía diferenciada.

En realidad la técnica quirúrgica es la misma, pero existen diferencias tanto en la anatomía como en los criterios estéticos que hacen que se deba buscar un resultado diferente.

Anatomia facial

Las características de la anatomía facial entre hombre y mujer son diferentes. Estas son las principales diferencias:

  • La piel en el hombre es más gruesa que en la mujer.
  • Los cartílagos son más grandes y rígidos en el hombre.
  • Los huesos son más duros en el hombre.
  • El rostro masculino suele ser más grande.

Criterios estéticos y sociales

Además hay diferentes criterios estéticos y sociales que deben ser tenidos en cuenta. Por ejemplo se acepta que:

  • La nariz del hombre sea más grande que la de la mujer.
  • La nariz de la mujer sea más respingona que la del hombre.
  • La nariz de la mujer tenga la punta más fina.

Estas diferencias hacen que el cirujano deba tener diferente criterio estético a la hora de abordar la rinoplastia. Por ejemplo, a un hombre no debe disminuírsele demasiado el tamaño, porque podría vérsele una cara demasiado fina y femenina (a no ser que el criterio estético sea femineizar un rostro masculino). Tampoco puede disminuir mucho en el hombre el ángulo nasolabial (entre nariz y labios) porque daría lugar a una nariz más respingona que podría ser aceptable en el caso de la mujer, pero que el hombre no suele desear tener.

Testimonios de nuestras pacientes sobre su rinoplastia

Tras ver el resultado en una amiga decidí operarme con el Dr. Martín del Yerro. Estoy muy contenta porque sigo siendo yo, pero ya no tengo la nariz fea y aguileña. La atención postcirugía es buenisima con muchas curas y revisiones y los masajes de drenaje linfático son increibles para bajar la hinchazón. Creo que acerté con la elección y recomiendo al doctor Martín del Yerro a todos los que no les guste su nariz y quieran operarse. J.P.

Siempre tuve complejos por la forma de mi náriz, quienes nunca quieren salir de perfil en las fotos, seguro que me entienden. Y despues de la cirugía los complejos desaparecieron y mi foto de wasap es ahora de perfil. Bea.

Ver más testimonios y opiniones sobre rinoplastia.

¿Qué tipo de anestesia se utiliza?

La rinoplastia se realiza bajo anestesia general. Se trata de una anestesia poco profunda que proporciona una recuperación muy rápida. 

 

¿Debo permanecer ingresada/o?

Después de una rinoplastia es recomendable permanecer durante unas cuantas horas en reposo. Ello evita las oscilaciones de la tensión arterial y los posibles hematomas en la zona operada. Nosotros recomendamos permanecer ingresado hasta el día siguiente a la operación, por tanto se debe pasar una noche en el hospital. A la mañana siguiente se retiran los tapones antes de abandonar el hospital.

 

¿Cuánto tiempo tengo que permanecer de baja?

Habitualmente recomendamos unos 4 días de disminución de la actividad pero desde el segundo día del postoperatorio hacemos hincapié en la conveniencia de iniciar la actividad, pasear y moverse. Durante los primeros días se produce una inflamación de la cara que llama la atención de personas conocidas previamente y es preciso llevar los esparadrapos de papel y la férula en la nariz. Ello impide en algunas personas la incorporación a la vida laboral y social hasta pasados unos 8 a 10 días. Sin embargo la capacidad de llevar una vida familiar normal es posible en unos 2 días.

 

¿Cuándo podré reiniciar mi actividad deportiva?

A partir de las tres semanas posteriores a la rinoplastia podrá iniciar, de manera progresiva, actividades deportivas. A partir de las 4 a 6 semanas podrá realizar cualquier deporte. Sin embargo debe tener cuidados durante 2 meses con los deportes de equipo o actividades en las que pueda recibir un golpe fuerte en la nariz.

 

¿Cuándo tendré un resultado definitivo?

En unas tres semanas se pueden apreciar unos resultados aproximados, pero no será hasta el tercer mes hasta cuando el resultado sea más o menos definitivo. No obstante, su nariz podrá sufrir pequeños cambios durante meses, incluso un año. Por tanto, la reabsorción completa de la inflamación no será hasta superado el primer año.  

 

¿A partir de qué edad puedo someterme a una operación de rinoplastia?

No es aconsejable operar a ningún niño o adolescente hasta terminar su proceso natural de crecimiento. En las niñas este suele darse a los 14 o 15 años, pero en los niños sucede algo más tarde. 

 

Si tengo problemas para respirar, ¿Se pueden corregir en la misma intervención?

Sí, es muy frecuente que aquellos pacientes que respiran mal tengan una desviación del tabique nasal que deberá ser corregido mediante su liberación y reinserción en una posición adecuada.