Pasar al contenido principal
testimonio rinoplastia

Tengo 27 años y desde los 14 he estado acomplejada por mi nariz. Aunque parezca una tontería un complejo así te limita en muchos aspectos y restringe tu personalidad, no te deja ser tu mismo en muchas situaciones, sobre todo a nivel social, y me hacia ser una persona mucho más insegura que aquellas que se sienten bien con su aspecto físico.

La idea de operarme me rondaba desde los 18 años, pero creía que nunca tendría el valor de dar el paso, lo veía como algo muy ajeno a mí, que solo hacen los artistas, pero no una persona como yo, y sobre todo tenía miedo a las críticas de mis conocidos, a que no quedara natural y que todos notaran que era una nariz operada.

Al ir pasando los años empecé a gustarme más a mi misma pero el complejo de la nariz seguía ahí, el no poder salir en las fotos de perfil o incluso el estar incómoda en el cine con un chico porque solo me veía el perfil. Así que empecé a buscar información en internet sobre la rinoplastia y descubrí que la cirugía estética es algo mucho más común de lo que yo creía y que muchas mujeres como yo pasan por ello, consiguiendo así superar sus complejos, estar más a gusto con ellas mismas y ser más felices… y me dije, ¿Por qué no voy a ser yo una de ellas?.

Tras tomar la decisión de querer operarme se lo comunique a mi familia. Mi madre y mi novio me apoyaban, mi padre se asustó y no quería oír hablar del tema, pero poco a poco se fue haciendo a la idea. Lo más difícil después de esto fue elegir al cirujano plástico, para lo que volví a recurrir a internet. Estuve a punto de operarme en una clínica, pero finalmente mi madre me convenció para que buscara un cirujano que operara en un hospital…y así pasaron tres años más. En este año visité otros tres cirujanos diferentes, de los que tenía muy buenas referencias a través de internet, para poder comparar y elegir el que más se aproximara a lo que yo buscaba.

Finalmente a raíz de ver un resultado de una rinoplastia que se ajustaba a lo que yo tenía en mente para mí, visite al Doctor Martín del Yerro, y tras la primera consulta decidí que él sería mi cirujano.

El día antes de la operación pase muchísimos nervios, pero la operación fue estupendamente, fue con anestesia general, rinoseptoplastia abierta y duró dos horas y media, que para mi fueron como dos minutos. Me quedé un día ingresada en el hospital con todos los cuidados, sin ningún tipo malestar por la anestesia ni dolor.

Aunque la cara se hincha muchísimo y salen moratones en los ojos el postoperatorio no es doloroso, yo solo notaba presión en la nariz.Otra de las razones por la que elegí este cirujano es por como cuidan el postoperatorio. Otros cirujanos tras la operación mandan al paciente a su casa y no vuelve hasta que le quitan la férula una semana después. En mi caso volvía cada dos días a que me curaran y para darme masajes de drenaje linfático manual en la cara y tras quitar la férula también en la nariz, estos masajes no duelen en absoluto, son muy suaves y me han ayudado a que los edemas desaparezcan muy rápidamente, también a disminuir la inflamación y sentía como la presión en la nariz se aliviaba muchísimo.

El día que me quitaron la férula me impacto un poco el cambio y me vi rara porque la nariz está hinchada y el resultado definitivo tarda en verse, pero con el paso de los días se va deshinchando poco a poco y cada vez estoy más a gusto con mi nueva nariz, y el resultado es exactamente el que yo buscaba, una nariz recta, sin giba y una punta mas armónica y sobre todo muy natural.
E.N.P

Testimonios relacionados

Diario de mi rinoplastia

Ya sólo faltan 10 días para la rinoplastia!!!. Madre mía... la cuenta atrás..Qué mezcla de ilusión y algo de nervios (que intento controlar para no...

Comentarios