Explantación de prótesis mamaria

Hay mujeres que alcanzada cierta edad o por ganancia de volumen en las mamas, prefieren una retirada definitiva de los implantes. La remodelación y la utilización de grasa propia produce resultados muy satisfactorios.

¿Qué es la explantación de prótesis mamaria?

La explantación de prótesis consiste en la extracción definitiva de las prótesis mamarias. Es una intervención que ha pasado de ser algo inusual a realizarse con frecuencia.

Muchas mujeres sienten que se han quitado un peso de encima al retirar las prótesis.

 

¿Por qué una mujer decide quitarse los implantes?

Las razones más habituales por las que una mujer decide quitarse las prótesis y no volver a ponérselas son:

  • Complicaciones con los implantes mal resueltas.
  • Mal resultado estético.
  • Cambios en la percepción estética.
  • Rechazo psicológico.
  • Deseo de retirar un implante antiguo.

1. Complicaciones mal resueltas

Algunas mujeres tras sufrir complicaciones deciden retirarse los implantes. Suele tratarse de contracturas capsulares severas, infecciones o extrusión del implante que no han sido correctamente tratadas. Debemos señalar que la aparición de complicaciones no imposibilita el recambio de implantes o su corrección mediante cirugía.

2. Mal resultado estético inicial o al cabo de unos años

Otras veces hay un mal resultado estético; por ejemplo con unas prótesis excesivamente grandes, o desproporcionadas con el resto del cuerpo o mal colocadas. Este mal resultado estético puede aparecer con el tiempo si cambia la posición del implante o la distribución del tejido graso y glandular de la mama.

3. Cambios en la percepción estética

Existen mujeres que después de llevar años con los implantes deciden quitarlos porque no se sienten a gusto con ellos, no se sienten «ellas mismas» o simplemente porque sus gustos estéticos han cambiado.

4. Rechazo psicológico

En algunas mujeres surge un sentimiento o necesidad de retirarse los implantes y en muchas ocasiones al poco tiempo de ponérselos. Son varias las razones que explican este comportamiento:

  • Existencia de un trastorno en la percepción corporal.
  • Expectativas poco realistas o equivocadas sobre la operación.
  • Se tomó la decisión para contentar a otras personas o sometidas a presión por las ofertas comerciales, la presión de la pareja, etc.

5. Deseo de no recambiar implantes antiguos o defectuosos

Algunas mujeres que portan implantes antiguos, de peor calidad que los actuales, deben retirarlos por seguridad pero deciden no cambiarl. Algo similar ocurre con algunas mujeres que portan implantes defectuosos (ejemplo los PIP) y también deciden retirarlos sin reemplazarlos. En muchos casos se trata de mujeres que se operaron siendo muy jóvenes y ahora en la madurez prefieren un pecho más discreto o no estar pendientes de revisiones.

Fotos de antes y después de la operación de explantación de prótesis de silicona

Un consejo si estás recién operada de aumento mamario:

Si deseas retirar tus implantes poco después de la operación, te recomendamos que esperes unos meses. La mamoplastia de aumento o mastopexia supone un cambio en la apariencia física de la mujer y se necesita un periodo de adaptación que puede ser de varias semanas. Algunas mujeres se sienten agobiadas los primeros días, sobre todo si aparece dolor o molestias. Este agobio inicial suele desaparecer, razón por la cual nunca se debe tomar la decisión de retirar un implante mamario hasta que no han pasado varios meses desde la cirugía.

En la actualidad solemos asociar a la explantación, la lipotransferencia para obtener un mejor resultado.

 

Tipos de pacientes que solicitan esta cirugía

Tipo I

Llevan implantes mamarios desde hace poco tiempo y no se encuentran cómodas con los mismo. No les gusta el resultado, los ven poco naturales, excesivamente grandes o quizá esperaban algo diferente. El tratamiento es la retirada de los implantes junto con una transferencia de grasa. No suele ser necesario la realización de ninguna técnica de mastopexia, es decir, ascenso de la mama.

Tipo II

Han sido portadoras de implantes durante muchos años. Los implantes jugaron un papel importante en ese tiempo y les dieron mucha satisfacción pero tras embarazos y lactancias, han aumentado de peso y quieren recuperar el volumen mamario que tenían inicialmente tras la cirugía y no quieren utilizar nuevos implantes. En este tipo de pacientes se realiza una explantación de los implantes habitualmente utilizando una cicatriz periareolar, alrededor de la areola.
Este mismo abordaje nos permitirá subir un poco la mama que suele haberse caído por efecto del tiempo, los embarazos, lactancias, etc. La recuperación del volumen se realizará mediante la realización de un lipofilling.

Tipo III

Mujeres con cirugía de aumento de muchos años de evolución. Suelen tener implantes muy envejecidos o rotos con mamas muy caídas y con importante alteración de la forma de la mama. Hay que hacer extirpación de los implantes y suele ser necesario hacer alguna técnica para subir la mama, bien con cicatriz periareolar (alrededor de la areola) más cicatriz vertical, o lo que suele ser más frecuente una mastopexia con cicatriz en T invertida.

 

Tu cirugía de explantación

Te daremos por anticipado en nuestra consulta los documentos necesarios para que la misma mañana de la intervención realices el ingreso en el hospital. Tu habitación y el quirófano habrán sido reservados a tu nombre por nuestro personal de la consulta.

A tu llegada a la habitación, en la planta de hospitalización, el personal de enfermería te recibirá y te dará las instrucciones preoperatorias correspondientes.

El cirujano plástico te visitará en la habitación y dibujará sobre tu piel el marcaje preoperatorio fundamental para el éxito quirúrgico. Esta operación se realiza bajo anestesia general.

A efectos didácticos dividimos la cirugía en dos partes.

1. Extracción del implante mamario

Se realiza una incisión y disección del tejido para llegar hasta el implante y proceder a su extracción. La cápsula que rodea el implante puede sustituirse o no, dependiendo de su grosor y de las características del tejido mamario.

El implante puede haber provocado una expansión de la piel de la mama y una ligera atrofia de la glándula mamaria, sobre todo en casos de prótesis grandes. Por tanto el efecto de una explantación puede ser similar al obtenido después de la lactancia: una mama caída y atrofiada. Esto podría obligar a procedimientos adicionales.

La rotura del implante puede ser intracapsular (está rota la cápsula del implante, pero íntegra la cápsula que nuestro organismo genera alrededor de la prótesis) o extracapsular (están rotas tanto la cápsula de la prótesis como la que nuestro organismo genera). En ambos casos se realiza una explantación con limpieza de toda la silicona.

2. Procedimientos adicionales

Si el implante que llevaba la paciente es pequeño y no se produjo atrofia en la mama, o descolgamiento de la piel, no suele ser necesario realizar procedimientos adicionales. En caso de atrofia o caída del seno, se pueden realizar procedimientos adicionales para reafirmar o dar más volumen a la mama como la mastopexia o lipotransferencia.

La mastopexia es el procedimiento quirúrgico que eleva la mama. Consiste en remodelar la mama con los tejidos de la paciente desplazándolos para rellenar el polo superior de la mama.

En ocasiones, si el volumen mamario que tiene la paciente no es suficiente para dar un tamaño y turgencia adecuada de la mama, podemos combinar la técnica quirúrgica descrita anteriormente con una técnica de lipotransferencia que consiste en obtener grasa de alguna zona del cuerpo, habitualmente del abdomen o de las zonas donde sobre. Esta grasa se trata para purificarla y se inyecta en las zonas de la mama que sea necesario, habitualmente en el polo superior. Con esta técnica obtenemos unos resultados estéticos muy satisfactorios, solucionamos el problema que pudieran haber ocasionado los implantes y evitamos un futuro recambio del implante.

 

Postoperatorio y recuperación de la explantación de prótesis

Como en todas las cirugías mamarias que operamos, realizamos un tratamiento postoperatorio basado en el masaje linfático, los ultrasonidos y la aplicación de Indiba. Con ellos conseguimos un postoperatorio más rápido con menos molestias.

Debes evitar los esfuerzos y el deporte hasta que haya pasado un mes. A partir de los 3 o 4 días te podrás incorporar a tu actividades cotidianas. Las primeras semanas debes dormir boca arriba.

La recuperación de la explantación es bastante rápida y no es dolorosa.

Realizaremos un tratamiento específico sobre las cicatrices, para mejorar su apariencia.

En el día del alta te pondremos un sujetador (que nosotros te proporcionamos) que debes llevar durante un mínimo de un mes.

 

Opiniones sobre quitar prótesis

Me operé hace 10 años de aumento de pecho y estaba contenta con el resultado, pero poco a poco me empecé a sentir incómoda con los implantes. Me miraba al espejo y sentía que no era yo, que iba disfrazada. Decidí quitarme los implantes y estoy muy satisfecha. La mama me ha quedado un poco vacía pero no me importa, aunque el cirujano me explicó que podría rellenarme con grasa de las caderas pero es algo que me plantearé más adelante. Claudia.

Hola a todas, yo siento que me he quitado un peso de encima. Me hicieron una mastopexia en Quirón para que no me quedara el pecho muy caído al quitar las prótesis y estoy muy a gusto con el resultado. La ropa me queda mejor y yo soy más feliz. V.R.
Ponerme implantes fue un error, nunca me he sentido a gusto con ellos. No me reconocía al mirarme en el espejo. Pedí cita y tenía muy claro que me las quería quitar. Ahora vuelvo a ser yo misma. Ana.

Mi nombre es Mónica y quería compartir mi gran satisfacción con el resultado de mi operación. Me he quitado unas prótesis de más de 15 años, las cuales ya tenían pliegues y estaban para quitar. Además nunca estuve contenta con ellas. Así que no quería más prótesis y me han cogido grasa de mi cuerpo. El resultado es fantástico, súper naturales. Estoy feliz. Muy recomendable. Y qué decir del equipo de enfermeras ,Auxiliares y fisios: Muy cariñosos y buenos profesionales. Muchas gracias a todos.

 

Conclusión

La explantación es una intervención que retira las prótesis mamarias. Las molestias suelen ser mínimas y la satisfacción del paciente suele ser muy alta. Las complicaciones son infrecuentes, pero pueden ocurrir de forma ocasional.
Todas las intervenciones quirúrgicas requieren un estudio del paciente y una planificación totalmente individualizada y de esta forma serás tratada por todo nuestro personal.

Si eres portadora de implantes mamarios y deseas quitártelos no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Realizaremos una exploración adecuada, un diagnóstico correcto de tu situación y te ofreceremos un plan quirúrgico individualizado para conseguir el mejor resultado posible.

Preguntas frecuentes

Cada vez es una cirugía más demandada. Para muchas pacientes las prótesis cumplieron un papel en su vida pero en el momento actual ya no lo cumplen. A esto añadimos que con alguna frecuencia se puede producir un incremento del volumen mamario con el paso del tiempo lo que conlleva que las pacientes presenten mamas más voluminosas de lo que desearían. Otro motivo de explantación es que la paciente quiere prescindir de la necesidad de recambiarse los implantes en el futuro.

Por supuesto.

El resultado, en cuanto a la forma, se observa prácticamente en el postoperatorio inmediato. El volumen definitivo se obtendrá entre los 2-6 meses tras la cirugía, cuando desaparezca por completo la inflamación postquirúrgica.

La mayor o menor complejidad de la cirugía de explantación depende sobre todo del estado de los implantes mamarios. La contractura capsular o la rotura del implante pueden prolongar la duración de la operación:

Si existe una contractura capsular severa habrá que hacer una capsulectomía (extirpación de la cápsula que nuestro organismo genera alrededor de los implantes) lo que en ocasiones prolonga el tiempo quirúrgico.

Si los implantes no están rotos o la rotura de los implantes es intracapsular (la silicona se encuentra retenida por la cápsula que nuestro organismo genera alrededor del implante) la cirugía no suele ser muy complicada y la eliminación de la silicona puede llevarse a cabo.

Si los implantes tiene una rotura extracapsular, es decir, la silicona ha salido por fuera de la cápsula que nuestro organismo genera en torno al implante, la cirugía suele ser más compleja y prolongada, siendo en ocasiones imposible la eliminación de toda la silicona.

Los riesgos o complicaciones tras la retirada de implante son infrecuentes, pero aún así, antes de que tomes una decisión en tu intervención, queremos facilitarte toda la información posible que pueda resultar de utilidad.

El riesgo de hemorragia postoperatoria es muy bajo, aunque es normal la salida de una escasa cantidad de sangre y suero por los drenajes.

El riesgo anestésico es extremadamente pequeño. Los efectos secundarios de la anestesia o la sedación son muy poco frecuentes.

El anestesiólogo realizará una consulta preanestesica y te prescribirá unos análisis y pruebas para valorar tu estado de salud.

Desde que comienza la cirugía hasta que finaliza, el anestesiólogo estará a tu lado.

Algunas personas cicatrizan haciendo cicatrices gruesas y enrojecidas que tardan muchos meses en aplanarse y palidecer, quedando posteriormente de mayor anchura que una cicatriz normal. Esta complicación es muy poco rara con las técnicas de sutura que utilizamos y los cuidados de la cicatriz que realizamos en el postoperatorio.

Como en cualquier intervención de cirugía, a pesar de la administración de antibióticos y de una técnica estéril durante la intervención, puede aparecer una infección. Esta complicación es extremadamente infrecuente en nuestra experiencia y en caso de aparecer se trata con antibióticos.