Lifting de piernas y brazos

Tras la perdida de peso suele aparecer un exceso de piel en los brazos y muslos, con pliegues y flaccidez inestéticos.
El lifting de brazos y el de piernas eliminan ese exceso de piel y grasa, mejorando el aspecto y el contorno de esas zonas.

¿Qué es el lifting de piernas/ brazos?

El lifting de piernas o brazos consiste en la corrección del exceso de piel en los miembros. Este tipo de intervenciones suelen ser solicitadas por pacientes que han sufrido una importante pérdida de peso, generalmente por un tratamiento de obesidad. En el caso de los brazos, no tiene porqué haber existido una obesidad previa, pero sí suele existir el antecedente de una pérdida de peso o masa muscular. 

El lifting de piernas o brazos está indicado cuando existe una gran flacidez de tejidos que produce un aspecto inestético a nivel de los brazos y la cara interna de los muslos. Esta flacidez se produce por una distensión de la piel, debido a un aumento de peso, que resulta en una pérdida de elasticidad. Cuando se produce la disminución de peso, la piel ya no tiene la elasticidad suficiente para adaptarse a un volumen más pequeño, y esto hace que la piel sobre y cuelgue.

El lifting de brazos consiste en la extirpación del excedente de piel y tejido celular subcutáneo que aparece cuando la paciente eleva los brazos 90 grados, separándolos del cuerpo. Es necesario realizar una cicatriz desde la axila hasta el codo, que se sitúa en la cara interna del brazo para que sea lo menos visible posible. En ocasiones se asocia una liposucción para extraer la grasa de la zona. Esta intervención se realiza habitualmente bajo anestesia general.

 El lifting de muslos puede ser más o menos amplio dependiendo del grado de flacidez y excedente de tejido. Cuando el problema afecta solo a la cara interna de los muslos, puede realizarse la extirpación  a través de una incisión a nivel del pliegue inguinal y cara interna del muslo. Cuando es necesario corregir todo el contorno del muslo, se precisará realizar una cicatriz circunferencial. En el lifting de muslos también se puede asociar una liposucción para eliminar la grasa localizada.

El objetivo de estas cirugías es la extirpación del exceso de tejido, para recuperar un contorno bonito y armónico de los brazos o las piernas.

Recuperación tras el lifting de piernas o brazos.

Durante el postoperatorio inmediato, la paciente deberá acudir a consulta para la realización de curas y masajes con relativa frecuencia y llevar la prenda de presoterapia durante un mes. Sentirá ciertas molestias, fundamentalmente la primera semana, por lo que le indicaremos la pauta analgésica que debe seguir. Es muy conveniente que se incorpore a su actividad normal lo antes posible. Las únicas limitaciones que tendrá durante algún tiempo serán las de cargar peso y realizar actividades deportivas.

Tras la cirugía comenzará nuestro tratamiento de recuperación post quirúrgica que reduce la inflamación y elimina las molestias.